Uso del suelo

Cambiar de idioma
Página Última modificación 24/07/2017
Europa es uno de los continentes más intensamente utilizados del planeta, con el porcentaje más alto de suelo (hasta un 80 %) destinado a asentamientos, sistemas de producción (incluida la agricultura y la silvicultura) e infraestructuras. A menudo se producen demandas de uso del suelo contradictorias, que obligan a alcanzar difíciles soluciones de compromiso. Existen varias fuerzas motrices del uso del suelo en Europa: la creciente demanda de espacio vital por persona y la relación entre la actividad económica, la mayor movilidad y el crecimiento de las infraestructuras de transporte suelen traducirse en ocupación del suelo. El suelo es un recurso limitado: su uso constituye una de las principales razones de cambio medioambiental, con efectos importantes para la calidad de vida y para los ecosistemas, así como para la gestión de las infraestructuras.

Europa es un mosaico de paisajes, que reflejan el patrón evolutivo de los cambios que ha sufrido el suelo en el pasado. Hoy en día, el paisaje y el medio ambiente siguen experimentando cambios que dejan huellas enormes y a menudo irreversibles. En casi todas partes surgen tensiones a raíz de la necesidad que tiene la sociedad de recursos y espacio, que está reñida con la capacidad del suelo para satisfacerla. Este estado de cosas conduce a la sobreutilización y cada vez mayor degradación de los paisajes, de los ecosistemas y del medio ambiente y requiere una perspectiva de gestión de largo plazo.

Políticas de la UE

Si queremos conciliar el uso del suelo con los problemas del medio ambiente, es esencial ordenar dicho uso. Es un reto que afecta a varios niveles políticos y a distintos sectores. La vigilancia y corrección de las consecuencias negativas que tiene el uso del suelo para el medio ambiente manteniendo la producción de recursos esenciales constituye una gran prioridad de los responsables políticos de todo el mundo.

La planificación de los usos del suelo y las decisiones de gestión suelen adoptarse en el ámbito local o regional. No obstante, la Comisión Europea debe velar por que los Estados miembros tengan en cuenta los problemas ambientales en sus planes de ordenación y practiquen la gestión integrada del suelo.

Las economías europeas dependen de los recursos naturales, incluidas las materias primas y el espacio (recursos de suelo). La Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos presenta el problema del uso del suelo y de la gestión de los recursos pedológicos como un elemento crucial para corregir las tendencias al uso insostenible de los recursos. Las políticas de la Unión Europea sobre adaptación al cambio climático afectan directamente a las prácticas actuales y futuras de uso del suelo y a los sectores económicos que dependen de ellas. El uso del suelo es también una consideración importante para muchas otras políticas, como la cohesión territorial, la ordenación urbana, la agricultura, el transporte y la protección de la naturaleza.

Actividades de la AEMA

Las actividades de la AEMA se centran fundamentalmente en la evaluación del paisaje y de los cambios espaciales en Europa utilizando herramientas de contabilidad de suelos y ecosistemas y el análisis mediante sistemas de información geográfica (SIG). La AEMA también se ha encargado de desarrollar un centro de datos ambientales para utilizar el suelo como contribución al sistema compartido de información ambiental para Europa (SEIS).

La principal fuente de información de la AEMA es el inventario Corine de cobertura y usos del suelo elaborado con los datos de 1990, 2000 y 2006. Está basado en la cooperación consolidada con los países miembros de la AEMA y en el sistema de Vigilancia Mundial del Medio Ambiente y la Seguridad (GMES). Hay otras bases de datos del GMES en desarrollo, como determinados niveles temáticos de alta resolución y el Atlas Urbano, a modo de complemento de las bases de datos del inventario Corine.

En colaboración con el Centro Temático Europeo de Información y Análisis Espacial (ETC-SIA), la AEMA desarrolla sistemas paneuropeos de referencia para el análisis espacial: la Red Hidrológica Europea (ECRINS) y la contabilidad de suelos y ecosistemas (LEAC) son útiles para el análisis temático (por ejemplo, la fragmentación del paisaje) y para la formulación de indicadores.

Perspectiva

Varias políticas ambientales y regionales, como la Estrategia europea de biodiversidad para 2020 o la Estrategia temática europea sobre el suelo utilizan información de uso del suelo como nivel de referencia fundamental. El servicio de vigilancia del suelo GMES forma parte de las operaciones iniciales de 2011 a 2013 que se encargan de actualizar y mejorar la vigilancia de la cobertura del suelo continental y examina los procesos locales de cobertura del suelo con mayor detalle. Para evaluar futuras tendencias, se ha desarrollado el proyecto PRELUDE de análisis prospectivo medioambiental de la evolución del uso del suelo en Europa (PRospective Environmental analysis of Land Use Development in Europe), una herramienta interactiva que presenta una serie de cinco escenarios diferentes de uso del suelo en Europa.

Contenido relacionado

Noticias y artículos

Indicadores relacionados

Land take Land take Land take as a result of the expansion of residential areas and construction sites is the main cause of the increase in urban land coverage in Europe. Agricultural zones and, to a lesser extent, forests and semi-natural and natural areas are disappearing in favour of the development of artificial surfaces. This affects biodiversity since it decreases habitats and fragments the landscapes that support and connect them. Between 2006 and 2012, the annual land take in the European countries (EEA-39) assessed in the 2012 Corine land cover (CLC) project was approximately 107 000 ha/year. The figure for the 2000-2006 period was approximately 118 000 ha/year. In the 28 countries 1 covered by all three CLC assessment periods (1990-2000, 2000-2006 and 2006-2012), annual land take decreased by 10.5 % between 2000 and 2006, and by 13.5 % between 2006 and 2012. In absolute values, the annual land take in these 28 countries was 114 000 ha/year (1990-2000), 102 000 ha/year (2000-2006) and 98 500 ha/year (2006-2012). Between 2000 and 2006, more arable land and permanent crops were taken by artificial development than between 1990 and 2000, while fewer pastures and less mosaic farmland were taken over the same period. In fact, between 2006 and 2012, the types of land most taken for artificial development were arable land and permanent crops, followed by pastures and mixed agricultural areas.   1 The 28 countries covered by all three CLC assessment periods are AT, BE, BG, CZ, DE, DK, ES, EE, FR, GR, HR, HU, IE, IT, LT, LU, LV, ME, MT, NL, PL, PT, RO, RS, SI, SK, TR and UK.

Véase también

Geographic coverage

Suscripciones
Inscribirse para recibir nuestros informes (formato impreso y/o electrónico) y nuestro boletín electrónico trimestral.
Síganos:
 
 
 
 
 
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100