Eficiencia en el uso de los recursos y residuos

Cambiar de idioma
Página Última modificación 17/06/2019
6 min read
Los problemas medioambientales mundiales a los que nos enfrentamos se deben en gran medida a la sobreexplotación de los recursos naturales, incluidos los combustibles (fósiles), los minerales, el agua, la tierra y la biodiversidad. Cada vez resulta más obvio que el modelo de desarrollo económico predominante en Europa, basado en el uso intensivo de los recursos, la generación de residuos y la contaminación, no puede sostenerse a largo plazo. En la actualidad, la Unión Europea (UE) depende en gran medida de las importaciones. Muchos de los recursos solo están en uso durante un corto periodo de tiempo o bien se pierden para la economía al acabar en vertederos o someterse a un proceso de «subciclado» (que entraña una disminución de la calidad durante las operaciones de recuperación).

Introducción

La economía de Europa depende de un flujo ininterrumpido de recursos naturales y materiales, entre los que se incluyen agua, cultivos, madera, metales, minerales y vectores energéticos. Las importaciones constituyen una parte sustancial de estos materiales. Cada vez más, esta dependencia podría ser una fuente de vulnerabilidad, a medida que aumenta la competencia mundial por los recursos naturales.

En los últimos años, el concepto de economía circular y las políticas relacionadas han abordado el uso de los recursos, la producción, el consumo y los residuos a un nivel estratégico. Este concepto tiene por objeto cerrar los bucles de materiales manteniendo el valor de los productos, materiales y recursos en la economía durante el mayor tiempo posible. Esto reduce efectivamente la generación de residuos y el uso de materias primas vírgenes, reduciendo así también las presiones asociadas.

La utilización de los recursos y la generación y el tratamiento de los residuos provocan importantes presiones medioambientales durante las fases de extracción, producción, utilización y fin de vida. Como tales, los objetivos de la política medioambiental incluyen la reducción de la cantidad de materiales utilizados en la economía, la mejora de la eficiencia de los recursos, la reducción de la generación de residuos y la transformación de los residuos en un recurso. 

El uso de los recursos en Europa ha disminuido en la última década, algo relacionado en gran medida con las tendencias del crecimiento económico y los cambios estructurales en la economía tras la crisis financiera. En la actualidad, el uso de los recursos y la eficiencia en el uso de los recursos de los países varía enormemente y algunas de las presiones relacionadas tienen lugar fuera de las fronteras de Europa debido al comercio mundial.

En los últimos años, la atención se ha centrado en la seguridad del suministro de materias primas fundamentales. No obstante, la prevención de los residuos y la gestión de los residuos es ahora un aspecto clave de la economía circular.

Europa sigue generando una gran cantidad de residuos, aunque las tendencias en la generación de residuos son bastante estables y muestran que la generación de residuos se disocie del desarrollo económico. Al mismo tiempo, los residuos se perciben cada vez más como un recurso valioso para la economía europea. El porcentaje de residuos reciclados está aumentando lentamente, mientras que la cantidad de residuos destinados a vertederos está disminuyendo. Sin embargo, las diferencias de rendimiento entre países siguen siendo elevadas.

La legislación global de la UE en materia de residuos es un factor clave para mejorar la gestión de los residuos.

 

Políticas de la UE

 El VII Programa Europeo de Medio Ambiente (PAM) identifica el incremento de la eficiencia en el uso de recursos como uno de sus tres objetivos clave para que se cumpla la visión de 2050 de «vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta»:

  • proteger, conservar y mejorar el capital natural de la Unión;
  • convertir a la Unión en una economía hipocarbónica, eficiente en el uso de los recursos, ecológica y competitiva;
  • proteger a los ciudadanos de la Unión frente a las presiones y riesgos medioambientales para la salud y el bienestar.

 

Los objetivos generales del VII PAM están respaldados por una serie de instrumentos políticos más específicos. La eficiencia en el uso de los recursos y los residuos y los recursos secundarios son componentes clave de la denominada política de economía circular. El Plan de Acción de la UE para la Economía Circular  estableció un programa de acción concreto y ambicioso, con medidas que abarcan todo el ciclo.

Las políticas específicas abordan los distintos elementos del paradigma de la economía circular. En el caso de la eficiencia de los recursos, incluyen la   Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos  y laHoja de ruta hacia una economía baja en carbono.

Otro grupo de políticas propone alejarse del modelo de crecimiento lineal «extraer-fabricar-consumir-desechar» hacia un modelo circular que se base en el mantenimiento de la utilidad de productos, componentes y materiales y en la conservación de su valor en la economía. Como se señala en el Plan de Acción de la UE para la economía circular, ello precisará de cambios en las cadenas de suministro que afecten al diseño de productos, los modelos de negocio, las opciones de consumo y la prevención y gestión de los residuos.

La legislación de la UE en materia de residuos es uno de los principales factores en este campo. Las principales directivas sobre residuos de la UE se revisaron en 2018. Se trata de la  Directiva marco sobre residuos, la Directiva relativa a los envases y residuos de envases, la Directiva relativa al vertido de residuos, la Directiva sobre pilas y acumuladores, la Directiva sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y la Directiva sobre los vehículos al final de su vida útil.

Las Directivas revisadas aumentan el nivel de ambición para el reciclado de residuos municipales y de envases, mientras que es necesario reducir aún más el vertido de residuos municipales. El desperdicio de alimentos debe reducirse a la mitad para 2030, y los residuos peligrosos y los residuos orgánicos procedentes de los hogares deberán recogerse por separado. Además, las nuevas normas prevén un mayor uso de instrumentos económicos eficaces, como los regímenes de responsabilidad ampliada del productor.

 

Actividades de la AEMA

La AEMA invierte continuamente en el refuerzo de la base de conocimientos sobre el uso eficiente de los recursos y la economía circular, incluidos los residuos, así como en el desarrollo de capacidades y la transferencia de experiencia en la Red europea de información y de observación sobre el medio ambiente (Eionet) ..

La AEMA analiza los flujos de materiales, así como datos e información sobre residuos y elabora indicadores y evaluaciones relacionados. Los avances políticos se analizan en tres series de informes paralelos sobre la gestión de residuos, su prevención y la eficiencia en el consumo de los recursos/economía circular. La AEMA proporciona una perspectiva general a través de informes anuales sobre la economía circular y contribuciones a evaluaciones integradas tales como el informe «El medio ambiente en Europa: Estado y perspectivas 2020» (SOER)

Se elaboran periódicamente análisis detallados de determinados aspectos de la eficiencia de los recursos y de las políticas de la economía circular, examinando temas como el seguimiento, los objetivos, los instrumentos de mercado y otras estrategias de intervención.

La interacción con las partes interesadas y el desarrollo de capacidades relacionado con estas evaluaciones es un elemento importante del trabajo llevado a cabo y, en el contexto de la red EIONET, se organizan con regularidad reuniones y seminarios Eionet con los centros nacionales de referencia sobre residuos, y sobre la eficiencia en el uso los recursos y la economía circular.

 

Perspectivas

El trabajo actual está orientado principalmente hacia la mejora de la base documental en materia de eficiencia en el uso de recursos, economía circular y residuos. Está previsto que las contribuciones a la serie SOER   se centren en la aportación de información temática (residuos y uso de los recursos) y en el análisis sistémico de la transición hacia una economía circular. 

En las Directivas sobre residuos revisadas, se ha encomendado a la AEMA la tarea de apoyar la aplicación de la legislación sobre residuos en los Estados miembros de la UE. Cada 2 años, la AEMA revisará los programas de prevención de residuos de los países y evaluará los avances hacia la prevención de residuos y la transición hacia la economía circular.

En lo que respecta a la gestión de residuos, la AEMA apoyará a la Comisión Europea en la evaluación del rendimiento de los Estados miembros de la UE hacia objetivos de reciclado y vertido de residuos municipales de nueva definición, así como el reciclado de los residuos de envases. Esto contribuirá a crear un mecanismo de «alerta rápida».

 

Geographic coverage

Acciones de Documentos