Medio ambiente y salud

Cambiar de idioma
Página Última modificación 23/09/2019
6 min read
Un medio ambiente limpio es esencial para la salud y el bienestar de las personas. Al mismo tiempo, el entorno local también puede ser una fuente de factores de estrés, como la contaminación atmosférica, el ruido, los productos químicos peligrosos que afectan negativamente a la salud. La salud de la población de la UE también se ve adversamente afectada por el cambio climático, mediante olas de calor, inundaciones y cambios en la distribución de enfermedades transmitidas por vectores. A un nivel más amplio, el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la degradación del suelo también pueden repercutir en el bienestar humano al amenazar la prestación de servicios ecosistémicos, como el acceso a la producción de agua dulce y la producción de alimentos.

La salud y el bienestar de las personas están íntimamente relacionados con el estado del medio ambiente. Los entornos naturales de calidad ofrecen necesidades básicas, como aire y agua limpios, tierras fértiles para la producción de alimentos, y energía e insumos materiales para la producción. Lainfraestructura verdesirve asimismo para regular el clima y evitar las inundaciones. El acceso a espacios verdes y azules también ofrece importantes oportunidades de ocio y apoya el bienestar.

Al mismo tiempo, el medio ambiente representa una importante vía de exposición humana al aire contaminado, al ruido y a los productos químicos peligrosos. En su informe sobre laprevención de enfermedades mediante un medio ambiente sano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los factores de estrés ambientales dan cuenta del 12 -18% de todos los fallecimientos en los 53 países de la región Euroopa de la OMS. La mejora de la calidad del medio ambiente en áreas esenciales como el aire, el agua y el ruido puede evitar las enfermedades y mejorar la salud humana.

La contaminación atmosféricaconstituye el mayor riesgo medioambiental en Europa, y va asociada a enfermedades cardíacas, apoplejía, enfermedades pulmonares y cáncer de pulmón. Se estima que la contaminación atmosférica da lugar a más de 400.000 muertes prematuras cada año en la UE.  La exposición al ruido de los medios detransportey la industria puede ocasionar molestias, alteraciones del sueño e incrementos afines de los riesgos de hipertesión y enfermedades cardiovasculares.

Laexposición de sustancias químicas peligrosastambién constituye un preocupación capital. La gente puede estar expuesta a una amplia gama de productos químicos en su vida cotidiana, a través del aire y el agua contaminados, los productos de consumo y la dieta. Las propiedades de determinados productos químicos peligrosos les causan la persistencia en el medio ambiente y la bioacumulación en la cadena alimentaria, lo que significa que habrá un lapso de tiempo considerable antes de que las reducciones de emisiones se traduzcan en una exposición reducida. Además, el volumen y la gama de sustancias químicas utilizadas en la actualidad y el crecimiento constante de la producción química sugieren que seguirá aumentando la exposición humana y medioambiental. Esto plantea dudas sobre los efectos para la salud de la exposición a mezclas de sustancias químicas a lo largo de nuestra vida, en particular durante las etapas de la vida vulnerable, como la infancia, el embarazo y la vejez.

Los efectos del cambio climático también plantean amenazas inmediatas para la salud, en términos de olas de calor y cambios en los patrones de enfermedades infecciosas y alérgenos.

En general, lacalidad del agua de baño es muy elevada en la UE, mejorando continuamente con el tiempo a resultas de la inversión en el sistema de alcatarillado, un mejor tratamiento de las aguas residuales y la reducción de la contaminación en las explotaciones agrícolas.

Un número de pruebas cada vez mayor  sugiere que los riesgos medioambientales no se distribuyen de manera homogénea en todas las personas, sino que afectan de forma desproporcionada a los grupos de población socialmente desfavorecidos y vulnerables. La situación socioeconómica de un individuo influye en su exposición a los factores medioambientales de estrés, ya que las personas más pobres tienen más probabilidades de vivir en entornos degradados. Las personas socialmente desfavorecidas pueden ser más sensibles a los efectos de los factores medioambientales de estrés debido a las condiciones sanitarias preexistentes, a la mala situación nutricional y a los comportamientos específicos, como el tabaquismo o la inactividad. También pueden enfrentarse a limitaciones a la hora de adaptarse a los riesgos medioambientales y evitarlos.

Políticas

Reconociendo el vínculo intrínseco entre el estado del medio ambiente y la calidad de vida, el objetivo prioritario n.º 3 del Séptimo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente (7.º PAM) pretende «proteger a los ciudadanos de la Unión frente a las presiones y riesgos medioambientales para la salud y el bienestar» (UE, 2013). La profunda dependencia de la sociedad humana del apoyo a los ecosistemas se encuentra en el núcleo mismo de la visión del 7.º PAM de que «en 2050 vivamos bien, dentro de los límites ecológicos del planeta».

Existe una amplia gama de políticas a nivel de la UE para hacer frente a los impactos medioambientales sobre la salud. Algunos ejemplos de los principales ámbitos de la política medioambiental son:

El Proceso europeo de medio ambiente y salud, liderado por la OMS Europa, tiene como objetivo reunir a los sectores del medio ambiente y la salud y promover soluciones conjuntas, en particular para abordar los objetivos y metas en materia de salud relacionados con el medio ambiente de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En laDeclaración de Ostrava de 2017los ministros y representantes de los países de la región europea de la OMS establecieron un enfoque intersectorial e integrador para mejorar la salud medioambiental.

Actividades del EEE sobre medio ambiente y salud

La AEMA está trabajando con socios nacionales e internacionales para construir la base de conocimientos sobre los vínculos entre el medio ambiente, la salud y el bienestar. Esto incluye el trabajo para estudiar la manera en que el medio ambiente contribuye al bienestar humano, así como el trabajo sobre la exposición y el impacto en la salud de factores medioambientales de estrés específicos, como la contaminación atmosférica, el ruido, los productos químicos y el cambio climático. En última instancia, los resultados en materia de salud son el resultado de la combinación de las exposiciones frente a los factores de estrés medioambientales a lo largo del tiempo, lo que implica que las evaluaciones de la salud medioambiental deben adoptar un enfoque integrado.

La AEMA también está desarrollando una nueva línea de trabajo para explorar cómo influyen los factores sociales y demográficos en la relación entre el medio ambiente y la salud. Esto incluye evaluar cómo la situación social y la edad de una persona pueden afectar tanto a su exposición a los factores de estrés medioambientales como a la propagación del impacto sobre la salud.

Los conocidos factores de estrés medioambiental que afectan a la salud humana están sometidos al control reglamentario en Europa, con esfuerzos para reducir la exposición. Sin embargo, también hay cuestiones emergentes para las que las vías ambientales y los efectos en la salud siguen siendo mal comprendidos. Entre ellas se incluyen cuestiones como la resistencia a los antibióticos, o los cambios en la exposición humana a sustancias químicas en los productos, a medida que avanzamos hacia una economía circular y que aumenten el reciclado. El EEE colabora con redes internacionales de expertos para identificar los riesgos medioambientales emergentes, entre ellos la Comisión Europea, la OMS y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

En términos de trabajo temático, el EEE ofrece una serie de evaluaciones e indicadores sobre la contaminación atmosférica, el ruido, los productos químicos y la adaptación al cambio climático.

La AEMA es un socio de la iniciativa HBM4EU. El principal objetivo de la iniciativa es coordinar y promover la biovigilancia humana en Europa. HBM4EU ofrecerá mejores pruebas de la exposición real de los ciudadanos a las sustancias químicas y de los posibles efectos en la salud para apoyar la elaboración de políticas.

La AEMA también contribuye a la Plataforma de información de la Comisión Europea sobre el seguimiento de productos químicos (IPCEM) , que documenta la presencia de sustancias químicas y mezclas químicas en relación con los seres humanos y el medio ambiente.

Temporal coverage

Acciones de Documentos
Suscripciones
Inscribirse para recibir nuestros informes (formato impreso y/o electrónico) y nuestro boletín electrónico trimestral.
Síganos: