Eficiencia en el uso de los recursos y residuos

Cambiar de idioma
Página Última modificación 16/02/2017 14:07
Los problemas medioambientales mundiales a los que nos enfrentamos se deben en gran medida a la sobreexplotación de los recursos naturales, incluidos los combustibles (fósiles), los minerales, el agua, la tierra y la biodiversidad. Cada vez resulta más obvio que el modelo de desarrollo económico predominante en Europa, basado en el uso intensivo de los recursos, la generación de residuos y la contaminación, no puede sostenerse a largo plazo. En la actualidad, la Unión Europea (UE) depende en gran medida de las importaciones y necesitamos el doble de la superficie total de la Unión para satisfacer nuestra demanda de recursos. Muchos de los recursos solo están en uso durante un corto periodo de tiempo o bien se pierden para la economía al acabar en vertederos o someterse a un proceso de «subciclado» (que entraña una disminución de la calidad durante las operaciones de recuperación). Ello no solo afecta el medio ambiente sino también nuestra competitividad económica. La solución es evidente, aunque no sea sencilla: lograr un crecimiento económico con menos recursos naturales o, en otras palabras, lograr más con menos. Mejorar nuestra eficiencia en el uso de recursos constituye, por tanto, un elemento central de la política medioambiental a largo plazo, según se recoge en documentos estratégicos tales como el Séptimo Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente (VII PMA), la Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos y el Plan de Acción de la UE para la economía circular.

Introducción

La economía de Europa depende de un flujo ininterrumpido de recursos naturales y materiales, entre los que se incluyen agua, cultivos, madera, metales, minerales y vectores energéticos, con importaciones que proporcionan un importante porcentaje de estos materiales. Cada vez más, esta dependencia podría ser una fuente de vulnerabilidad, a medida que aumenta la competencia mundial por los recursos naturales.

Muchos recursos naturales están desigualmente distribuidos por el planeta, lo que hace más volátil su acceso y su precio e incrementa el potencial de conflicto. Unos precios inciertos e inestables también pueden perturbar los sectores que dependen de tales recursos, obligando a las empresas a despedir trabajadores, aplazar inversiones o dejar de suministrar bienes y prestar servicios.

Al mismo tiempo, el rápido aumento en la extracción y la explotación de recursos naturales tiene una amplia gama de impactos ambientales negativos en Europa y fuera del continente. La contaminación del aire, el agua y el suelo, la acidificación de los ecosistemas, la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y la generación de residuos ponen en peligro el bienestar económico y social inmediato y a medio y largo plazo.

Aumentar la eficiencia de los recursos es esencial para sostener el progreso socioeconómico en un mundo en el que los recursos y la capacidad de los ecosistemas son finitos, aunque no es suficiente. Después de todo, el aumento de la eficiencia no es sino una indicación de que la producción está creciendo más que el consumo de los recursos y las emisiones. No garantiza una reducción absoluta de las presiones ambientales a niveles sostenibles en Europa y en el mundo a largo plazo.

En la evaluación de la sostenibilidad de los sistemas europeos de producción y consumo, por lo tanto, es necesario ir más allá de la mera medición de si la producción está aumentando más rápidamente que el consumo de los recursos y las presiones («disociación relativa»). Es necesario evaluar si existe una «disociación absoluta», que conllevaría  un incremento de la producción y una disminución paralela en el uso de recursos.

Además de evaluar la relación entre el consumo de los recursos y la producción económica, también es importante evaluar si los impactos ambientales derivados de tal consumo por parte de la sociedad están disminuyendo («disociación de los impactos»).


Políticas de la UE en la materia

El VII PMA identifica la mejora de la eficiencia en el uso de recursos como uno de sus tres objetivos clave para que se cumpla la visión de 2050 de «vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta»:

  • proteger, conservar y mejorar el capital natural de la Unión;
  • convertir a la Unión en una economía hipocarbónica, eficiente en el uso de los recursos, ecológica y competitiva;
  • proteger a los ciudadanos de la Unión frente a las presiones y riesgos medioambientales para la salud y el bienestar.

Estos objetivos están estrechamente vinculados y sujetos a marcos normativos distintos aunque asimismo relacionados, tales como la Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos y la Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050.

Otro grupo de políticas propone alejarse del modelo de crecimiento lineal «extraer-fabricar-consumir-desechar» hacia un modelo circular que se base en el mantenimiento de la utilidad de productos, componentes y materiales y en la conservación de su valor en la economía. Como se señala en el Plan de Acción de la UE para la economía circular, ello precisará de cambios en las cadenas de suministro que afecten al diseño de productos, los modelos de negocio, las opciones de consumo y la prevención y gestión de los residuos. La legislación de la UE en materia de residuos es uno de los factores más relevantes en la  definición de políticas.


Actividades de la AEMA

La AEMA analiza los flujos de materiales y las estadísticas sobre residuos y elabora indicadores y evaluaciones conexos. Los avances políticos se analizan en tres series de informes paralelos sobre la gestión de residuos, su prevención y la eficiencia en el consumo de los recursos. La AEMA proporciona una perspectiva general a través de informes anuales sobre la economía circular y contribuciones a evaluaciones integradas tales como el informe «El medio ambiente en Europa: Estado y perspectivas 2020» (SOER 2020)

También se llevan a cabo, de manera periódica, análisis de ciertos aspectos de la política de eficiencia en el uso de los recursos, a saber, conceptos de supervisión, objetivos medioambientales, instrumentos basados en el mercado y otras estrategias de intervención.

La interacción con los grupos de interés y el desarrollo de capacidades relacionado con estas evaluaciones son elementos importantes del trabajo, con reuniones regulares de la red EIONET y seminarios con los centros nacionales de referencia sobre residuos, economía eficiente en el uso los recursos y medio ambiente.


Perspectivas

El trabajo actual está orientado principalmente hacia la mejora de la base documental en materia de eficiencia en el uso de recursos, economía circular y residuos. Está previsto que las contribuciones al SOER 2020 se centren en la aportación de información temática (residuos y uso de los recursos) y en el análisis sistémico de la transición hacia una economía circular.

Geographic coverage

Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100