I CONGRESO DE MEDIO AMBIENTE Y VETERINARIA

Página Última modificación 19/04/2016 19:30

I CONGRESO INTERNACIONAL DE MEDIO AMBIENTE
Y VETERINARIA

Cáceres, 24 / 26 abril 1997

"Información Ambiental y Desarrollo Sostenible.

Una Visión desde la Agencia Europea

de Medio Ambiente".

 

El Medio Ambiente como Oportunidad.

La Información Ambiental como instrumento.

Domingo Jiménez Beltrán
Director Ejecutivo
Agencia Europea de Medio Ambiente
Copenhague.

Nota.- Las opiniones aquí expresadas son exclusivamente puntos de vista del autor y no representan necesariamente la opinión formal de la Agencia Europea de Medio Ambiente, ni de la Comisión Europea u otras Instituciones Comunitarias.

Gracias Javier,

INTRODUCCION

Señor Presidente de la Junta de Extremadura, Autoridades, distinguidas y distinguidos miembros de la comunidad científica y sanidad veterinaria, señoras y señores, queridos amigos,

Es un honor el impartir esta Conferencia Inaugural del I Congreso Internacional de Medio Ambiente y Veterinaria , y es un placer hacerlo aquí en Cáceres, en esta histórica ciudad, y en esta región extremeña que ha sido pionera en prácticas agroganaderas sostenibles; aunque sin probablemente rentabilizar esa una unión natural sin aspavientos, con la madre naturaleza.

Y es también una oportunidad que no dejaré de aprovechar si me lo permiten, el poder dirigirme a este colectivo de estudiosos profesionales de cuyo concurso se debe desear y se puede esperar una contribución mayor que la reconocida actualmente, como ha dicho el Sr. Presidente, a la construcción de este nuevo paradigma que es el Medio Ambiente como referencia de futuro, y en su instrumentación a través de una información operativa, que son los aspectos centrales de mi Conferencia y el quehacer de la Agencia.

He entendido, y por eso estoy aquí hoy, que este Congreso contribuirá no sólo a intercambiar información entre estudiantes, estudiosos y profesionales. sino también a estructurar y decantar el conocimiento en materia del control sanitario de nuestra fauna, y difundir el balance de la evidencia científica en forma concisa y de tal forma que los responsables políticos no puedan obviar estos problemas y el público pueda exigir y participar en su solución.

Esta expectativa no está exenta de incomodidades y riesgos para los colectivos profesionales que muchas veces, y cada vez más, deben salir de esa torre de marfil que se construye en base a la excusa de falta de fiabilidad o de comparabilidad de los datos o de la evidencia incuestionable de causalidad …

Y salir a dar la cara , confrontar opiniones y presentar lo que hoy se empieza a llamar "balance de evidencia" (acuñada por el Panel Científico para el Cambio Climático), en el que hay un compromiso del colectivo científico, que permite u obliga al estamento político a tomar y anticipar decisiones en condiciones de incertidumbre, y en lo posible con el respaldo de un público informado, y en base al consagrado principio de cautela, cuando los riesgos son graves.

La crisis de las "vacas locas" es una fuente inagotable de experiencias en este sentido y la UE lo ha aprendido por la vía dura. Y en el campo ambiental el tema del cambio climático seguirá ofreciendo oportunidades mientras que el de la presencia de compuestos químicos en el medio ambiente está empezando a tomar sus justas y enormes dimensiones (de interés también para este colectivo) y la "alarma anticipada" que se ha lanzado sobre los llamados disruptores endocrinos (que apunta a compuestos organoclorados como los PCB, pesticidas organoclorados, o incluso productos de detergencia como alquifenoles y liberados por algúnos plasticos como los ftalatos o de las funciones reproductoras humanas y en la fauna, (y sobre el que disponen de un informe publicado sólo hace unos días con la colaboración de la Agencia) es posiblemente la punta del iceberg.

Señoras y señores, hablar de Medio Ambiente e intentar añadir algo operativo es siempre un desafío por la amplitud del tema, ya que como Albert Einstein dijo "El Medio Ambiente es todo excepto yo mismo" pero es más abordable cuando lo exploramos como referencia obligada para algo interesado que es nuestro propio desarrollo o desarrollo sostenible, y que convierte este desafío en oportunidad.

Medio Ambiente y Desarrollo. Son dos caras de la misma moneda (M. Strong). Y desarrollo sostenible no es más que el perfeccionamiento de la economía de la permanencia. Vivir cada vez más de los intereses y no del capital, mediante el uso eficaz y equitativo de todos los recursos, no sólo naturales sino tecnológicos y humanos, y el abandono progresivo de prácticas y procesos no sostenibles de todos conocidos.

Y pasar a la acción exige una información operativa ("La percepción precede a la acción". Aristóteles).

Y este es el tema de mi conferencia: "El Medio Ambiente como oportunidad. La información ambiental como instrumento".

Información que va más allá de los datos o hechos ambientales, si queremos reconducir los procesos, ya que "Los hechos son los hechos pero la percepción es la realidad" (A. Einstein).

Por cierto, hablando de oportunidades, el Sr. Presidente mencionó que quizás el hecho de que Extremadura no haya destruido tanto su medio natural es porque no se le dio en su día esa oportunidad (falta de desarrollo industrial …). Es posible que así sea, pero ahora tiene la gran oportunidad de rentabilizar esa otrora, quizás mal llamada, falta de ocasión.

OBJETIVO Y DESARROLLO

  1. Nunca las posibilidades para arrumbar el desarrollo hacia un modelo de futuro (más calidad de vida) y con futuro (posible y continuamente perfeccionable) habían sido tantas, la cuestión es cómo identificarlas, movilizarlas y utilizarlas.

    La referencia ambiental, con su exigencia de integralidad (tramiento omnicomprensivo y holístico) globalidad (o equidad interespacial), transcendencia (o equidad intergenera-cional) y finalmente eficacia (más calidad de vida o servicios beneficiosos al menor coste; o cómo obtener más/ o suficiente con menos recursos) es quizás nuestra oportunidad, para entrar en ese tan traído "desarrollo sostenible", que no es más que el abandono progressivo de prácticas no sostenibles (cambio de costumbres, o una nueva ética o moral, cambio en los modelos de comportamiento/consumo y por ende de producción o de la oferta) para entrar en términos económicos en una economía de la permanencia.
  2. Y quizás la información ambiental (o integral) en el marco que nos ofrece la sociedad de la información y la poderosa emergente sociedad civil, con su reflejo político de paso de una democracia representativa a una democracia participativa, y la instrumentación consiguiente del consumidor para desde una demanda responsable e interesada (elección informada) poner la oferta/producción y la economía de mercado a su servicio (y no lo contrario como ocurre ahora), es el instrumento más valioso (y por tanto más ansiado, vulnerable y abusable) para finalmente optimizar los procesos básicos de toma de decisiones ("to choose or to loose") y de participación pública.
  3. Este es el objetivo de la conferencia, el mostrar la necesidad y posibilidad de un salto cualitativo importante en el planteamiento ambiental, pasando de una posición reactiva (de mera protección y conservación, con el medio ambiente como carga) a una posición proactiva (medio ambiente como oportunidad, ocasión única), con el concurso de todas las disciplinas (como la veterinaria que ocupa este Congreso), en la que medio ambiente se hace sinónimo de integralidad (ya no es gestión ambiental, es gestión integral; no es medio ambiente y veterinaria, sino buena práctica veterinaria; ya no es política ambiental sino política socioeconómica responsable).

    Y de cómo desarrollar un instrumento clave que es una información ambiental/integral (holística), fiable ("la mejor información disponible") eficiente ("orientada por la demanda y para uso directo"), eficaz (al menor coste, con el uso y desarrollo de capacidades existentes), accesible (mejora de la información a través del uso y exposición), abierta (legitimación) e independiente (credibilidad).
  4. Este es el mandato de la Agencia Europea de Medio Ambiente, como organismo independiente de información ambiental operativa, creado por la Unión Europea, pero también al servicio de toda Europa o de la otra UE (Unión Ecológica), ya que el continente europeo es una unidad en lo ambiental y nada mejor para servir una causa común que una información común.
  5. Y el resultado buscado con la conferencia es, en primer lugar, contrastar estas opiniones con un colectivo profesional como el veterinario, y promover en particular la necesaria integración en la información ambiental operativa de aspectos sanitarios y ambientales, de los ligados en particular a la cadena alimentaria (que es sin duda uno de los mayores desafíos), como parte de la mayor interacción medio ambiente-consumo, pero también, en el marco de este Congreso, referidos a la salud de la fauna, no sólo cinegética, sino salvaje en general.

    Y en segundo término, aprovechar aquí en Cáceres, en Extremadura, tierra rica en activos ambientales y recursos naturales y ante un colectivo también muy ligado al medio y desarrollo rural para poner la información ambiental operativa al servicio de este proceso pendiente e ineludible para un desarrollo sostenible, que es la revalorización de estos activos y recursos, para su propia conservación y explotación racional y como base para una verdadera mejora en calidad de vida y satisfacción de demandas socioeconómicas insatisfechas, más allá de las meramente consumistas. Los problemas del medio ambiente en general y del medio urbano en particular van en aumento y su mejora aparece ligada al medio rural, al desarrollo rural integrado.
  6. La Conferencia consta de tres partes:
    1. Oportunidad y eficacia de una política ambiental como política de políticas y referencia para el desarrollo sostenible.
    2. Desarrollo práctico por la AEMA de una información ambiental de nuevo cuño como instrumento básico al servicio de la política ambiental. Marco conceptual y operativo. Aspectos sanitarios.
    3. Reflexiones, en base a informes de la AEMA, sobre el medio ambiente y el desarrollo sostenible en Europa; situación y perspectivas. Papel de las políticas de consumidores y de calidad; oportunidades para el mundo rural.

    Y al final me permitirán que les deje un pequeño deseo personal en cuanto a propuestas o resultados de interés para la Agencia de este Congreso. Es la parte interesada.

HACIA UNA POLITICA AMBIENTAL PROACTIVA

  1. En el año 94 y en Escandinavia, en todo el debate que precedió a las referenda para la ampliación de la UE (y el no de Noruega), mantuve (y sigo repitiendo) que ningún país de la UE hubiera conseguido o avanzado más en medio ambiente, ni a nivel nacional ni en sus contribuciones internacionales, fuera que dentro de la UE.

    Y que si no hubiera existido la UE, habríamos tenido que desarrollar algo similar por razones ambientales (y lo repitió hace unos días el Sr. Ken Collins, Presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo). Lo cual no quiere decir que no haya mucho que mejorar o ni tan siquiera que la cosa vaya bien en términos ambientales en la Unión Europea.

    La encuesta entre parlamentarios europeos (colectivo con una posición generalmente crítica) publicada en la segunda semana de abril por un periódico europeo señalaba el medio ambiente o la política ambiental comunitaria como el área que según los MPE más contribuía a una percepción pública positiva de la Unión (con un 56% positivo y sólo un 9% negativo) mientras que, de interés para esta audiencia, la gestión de la crisis de la BSE o enfermedad de las vacas locas, se llevaba el palmarés negativo (con un 57%), lo que está llevando a una potenciación de la política de consumidores en la UE, y de los servicios correspondientes de la Comisión, con pautas similares a la política ambiental que precisamente cumple este año 25 años. Y esta evolución es también una señal positiva para aunar una política activa de consumidores que debe promover una verdadera política de calidad dirigida por una demanda informada, política de calidad en la que confluyen el desarrollo sostenible y la economía de mercado. Este es quizás el único resultado positivo de la crisis de la BSE y que debería ser tratado en esta conferencia.

    Y curiosamente el Quinto Programa marco en materia de investigación (1998-2002) (una de las pocas áreas en las que se prevén incrementos presupuestarios) aprobado por la Comisión también dicha semana, incluye entre sus seis áreas prioritarias: el medio ambiente, el acceso a la sociedad de la información y el crecimiento sostenible, junto a los recursos humanos/empleo, pequeñas y medianas empresas y la cooperación internacional. A todas se les puede buscar un nexo con este planteamiento proactivo del medio ambiente.
  2. Y los ejemplos se multiplican de "conversión ambiental" o de recurso al medio ambiente como mecanismo de mejora, tanto en el desarrollo de proyectos, programas y políticas económicas, como en la propia gestión empresarial y en general del mercado o de la economía de mercado :
    • En el desarrollo de proyectos, programas y políticas económicas : El instrumento o proceso de Evaluación de Impacto Ambiental no sólo ha servido (donde se ha tomado seriamente y no como mero trámite burocrático) para reducir el impacto ambiental, sino que en muchos casos, al introducir una evaluación y consulta más amplias, pero también el análisis de alternativas y sus costes y beneficios, mejorar los proyectos técnicamente e incluso desde el punto de vista socioeconómico, llegando a desecharse proyectos (y los casos abundan en España) en el proceso por no estar justificados o no ser viables en puros términos de eficacia socioeconómica, que es una de las primeras exigencias ambientales.
    • Y el instrumento, bajo el más pomposo nombre de Evaluación Ambiental Estratégica, se usa ya en varios países, incluso como procedimiento obligado (y sigue intentándose a nivel comunitario) a planes, programas e iniciativas de política económica amplias, que se benefician así de este análisis integral (esta es la verdadera integración del medio ambiente en otras políticas) que se propugna desde el medio ambiente.
    • En la gestión empresarial: Pocas empresas pueden permitirse hoy una imagen no ambiental ante un colectivo consumidor no sólo generalmente concienciado, sino también que se moviliza rápidamente ante acciones empresariales, incluso potencialmente degradantes del medio ambiente como lo muestran ejemplos recientes. Y el progresivo acceso público pleno a la información (bien público) sobre contaminación y en general de medio ambiente con el concurso de la Agencia, generalizará esta situación. Y la estrategia para el desarrollo sostenible es sinónimo de negocio sostenible.

    Y cada vez menos las empresas pueden permitirse ignorar el medio ambiente, no sólo por razones de imagen de mercado (aunque a veces el consumidor está más manejado por la publicidad -oculta la información- que informado), sino en puros términos de eficacia socioeconómica o de competitividad, con la progresiva internalización de los costes ambientales en el sistema productivo sea a través de normas más estrictas o mediante instrumentos económicos, precios públicos, tasas o impuestos, e incluso como resultado de sistemas perfeccionados de responsabilidad civil (objetiva y con reversión de la prueba), que finalmente significan pólizas más costosas cuanto mayores son los riesgos, e incluso faltas de cobertura.

    Y en general hoy ya para muchas empresas y líderes empresariales, la gestión ambiental va mucho más allá del respeto a la legislación ambiental (el libro reciente de Claude Fuzler lo demuestra) y es sinónimo de buena gestión o gestión integral o/e ineludible para un "negocio sostenible" o economía de la permanencia.

    Y les puedo confirmar que uno de los programas de la AEMA, aunque todavía incipiente, que es el de productos y servicios para la gestión ambiental de empresas (en particular PyMES) es uno de los más apreciados y reclamados.

    Y no olviden, además el negocio ambiental en sí; que el llamado mercado ambiental en la UE o las llamadas ecoindustrias mueven ya anualmente, datos de 1994, más de 5 billones de pesetas en inversiones y 7 billones de pesetas en costes de operación. (España sólo representa el 3% de este mercado), que el sector económico de gestión de subproductos y residuos es el de mayor crecimiento (más incluso que el informático y el aeronáutico).

    Y que todavía queda mucho por hacer, en primer lugar para saldar el peso del pasado o la deuda ambiental, que se evalúa a nivel europeo entre el 7 y el 12% del PIB, según los países, y más todavía para realizar los necesarios cambios en los sectores productivos y públicos para entrar en procesos sostenibles, todo lo cual no es una carga sino sobre todo una oportunidad empresarial, ya que no se trata de gastar más, sino mejor y de forma distinta, ya que no tiene sentido que los españoles se gasten 60.000 millones de pesetas al año en agua embotellada y los ciudadanos de la UE más de 900.000 millones, y cada vez más (duplicado en diez años) por la mala calidad de las aguas del grifo, como tampoco lo tiene que soportemos unas externalidades del sector transporte, sobre todo del tráfico rodado, que es de un 4% del PIB para la UE (ó tres veces el presupuesto comunitario), y que sólo los 45.000 accidentes mortales anuales en la EU, le cuestan a la sociedad más de 7,5 billones de pesetas según acaba de señalar el Comisario Neil Kinock.

    Y esto sin olvidar todo el creciente mercado de los generalmente mal llamados productos ecológicos", que sin duda se ha visto reforzado en el caso de los productos agroalimentarios por la crisis de la BSE. Ya no estamos muy lejos en materia de calidad de una identificación en el caso de productos cárnicos, no sólo del productor y envasador, sino de una identificación total del animal en origen; y en materia de etiquetado y de reclamos, en productos de consumo puede llegar a tener más valor todo lo que no se ha hecho con él en el proceso (no extracción química) y todo lo que no tiene (aditivos) que sus propias características o calidad, que se le suponen si no se han producido las desviaciones o adiciones no deseadas. Y todo esto son oportunidades de mercado, que mejoran el medio ambiente.

  3. Y es muy posible que finalmente el medio ambiente propicie la evolución del mercado o de la economía de mercado para su conversión en un instrumento (y no un objetivo) al servicio de un verdadero desarrollo, del desarrollo sostenible.

    La realidad es que nunca ha habido una competencia leal (base de la economía de mercado) tanto por falta de internalización de costes como por las limitaciones en la información del consumidor y la manipulación ejercida desde la oferta a través de posiciones monopolísticas o dominantes o de la propia publicidad, en algunos casos incluso engañosa y en cualquier caso dirigista, que nos ha llevado al llamado "modelo dirigido por la oferta", en claro detrimento no sólo de la satisfacción verdadera de la demanda ( y por tanto de la calidad de vida) sino sobre todo de abuso y de infrautilización de recursos humanos. (Para los interesados, los próximos 26 y 27 de mayo, la CE y el PE convocan una Conferencia en Bruselas cuyo objetivo es demostrar que el progreso hacia un desarrollo sostenible tiene efectos positivos en el empleo).

    El medio ambiente, propiciando u obligando a la internalización de costes a través de principios como el "Quien contamina Paga" y más recientemente "Quien usa los recursos paga", puede no sólo perfeccionar el mercado sino además garantizar una mayor eficacia en el uso de recursos naturales y energéticos, a través de su revalorización y una evolución de productos hacia servicios, y consiguientemente una desmaterialización progresiva de la sociedad y mayor empleo.

    Y aquí a la pregunta del Sr. Presidente sobre si se necesitará o no una intervención del mercado (eco-intervencionismo lo ha llamado). Yo creo firmemente que sí, que se requiere en todo caso intervenir para perfeccionar el mercado, internalizar los costes (competencia leal), y además para complementarlo en aspectos que no alcanzan por su miopía (planificación) y para garantizar la cohesión social y la equidad (fiscalidad y fondos sociales).

    Y en este sentido unos ciudadanos y consumidores más informados (que sería el objetivo de la sociedad de la información, y no su informatización como fin), que reciba no sólo indicaciones correctas del mercado a través de los llamados precios justos (internalizando costes) e incluso de sistemas fiscales perfeccionados, sino también de las repercusiones de sus actos como consumidor, o consumidor político, pueden revertir la situación hacia un mercado dirigido por la demanda, o de gestión de la demanda, no sólo más eficaz sino también más satisfactoria en cuanto a mejora de calidad de vida.

    El creciente poder de la emergente sociedad civil y su ejercicio no sólo a través del mercado, sino de la hoy llamada democracia informacional (Castells), que garantiza un desarrollo hacia la democracia participativa ( y no sólo representativa) e incluso nuevas formas de hacer político, que hoy se recogen bajo el naciente término de "comunitarismo", no cabe duda que se ven reforzadas por esta referencia común de futuro que es el Medio Ambiente y la instrumentación de una información ambiental operativa o integral.

UNA INFORMACION AMBIENTAL OPERATIVA AL SERVICIO DE UNA POLITICA EFICAZ

  1. De igual manera que el paradigma del desarrollo sostenible implica un cambio en los modelos de producción y de consumo también exige una revisión de la estrategia en materia de la información ambiental a desarrollar para satisfacer las necesidades de los procesos de toma de decisiones y de participación pública, especialmente relevantes en este cambio de rumbo.
  2. Hace sólo unas semanas tuve ocasión de exponer ante el Consejo de Administración de la Agencia un escenario, "ENVISION", que pretende visualizar esta estrategia de información ambiental en la que se enmarca el trabajo más operativo de la Agencia (que por cierto a pesar de su corta edad -algo más de dos años de vida operativa- está ya en marcha y suministrando productos y servicios de información, y además a bajo coste -60 personas y 2000 Mpts. de presupuesto para 1997).
  3. Esta estrategia, e incluso su instrumentación en programas y proyectos es de uso generalizado y hay ya países, La explotación de datos de la UE y fuera de la UE, incluso fuera de Europa, compartiéndola y apreciándola (y la semana pasada se dio un paso significativo dentro del proyecto ENRM para el G7 que supone el desarrollo de una "librería virtual" en materia de medio ambiente y recursos naturales, a nivel mundial, coliderado por la Agencia e integrando los conceptos significativos de ENVISION.
  4. La Agencia ha traducido el mandato del Reglamento 90/210 de "suministrar información fiable, comparable y objetiva a la UE y los Estados miembros para desarrollar y ejecutar una política ambiental eficaz y asegurar la información del público, usando y desarrollando capacidades existentes, en cuatro objetivos instrumentales básicos (Fig. 1).
    • Aunar y desarrollar capacidades de información ("Networking")
    • Explotar la información ambiental existente ("Know more")
    • Mejorar la información ambiental y facilitar el acceso público ("Know better and for everybody")
    • Apoyar, con información dirigida y a tiempo, una mejor acción ambiental ("Do better")
  5. La Agencia está desarrollando con los Estados miembros una extensa Red Europea de Información y Observación ambiental, aunando y desarrollando las capacidades de información existentes a nivel nacional incluyendo no sólo los Puntos Focales en cada Estado y su conexión a las redes nacionales, que implican a más de 400 centros, sino también el desarrollo de los llamados Centros Temáticos, aunando centros de excelencia en temas específicos.

    Este concepto de Red, para flujo e intercambio de datos y análisis y agregación temática se extiende a la cooperación internacional y con redes especializadas, federaciones industriales, ONGs y público en general (Fig. 2) todo ello facilitado por la informática y telemática INTERNET … (la página actual de la Agencia es: http://www.eea.dk/. La futura, a partir del 15 de mayo, será -
    http://www.eea.eu.int/)

    El desarrollo de esta red de productos y usuarios, con su organización, su infraestructura informática y telemática (que operará a partir del 15 de mayo), sus programas de software y su sistema operativo para garantizar el almacenamiento, intercambio, agregación, recuperación y suministro de datos e información, ha sido tan rápido que podríamos decir que de por sí habría justificado el establecimiento de la Agencia.

    Y tiene efectos a nivel nacional (mejora de sistemas existentes) e internacional (extensión del concepto y de la red).

    Y por supuesto el colectivo aquí reunido puede constituirse en una SIN ( Special Interest Network) o Red de Interés Especial que pueda imbricarse en redes más amplias como la propiciada por la Agencia.
  6. La explotación de datos e información se hace en base a un sistema estructurado de vigilancia (básicamente reflejado en bases de datos de calidad ambiental, aire, agua, … medio físico y natural), análisis temático o de evaluación de problemas específicos (medio urbano, Eutrofización), emisión de informes periódicos (anuales, con indicadores y trianuales) y servicios permanentes de información (Fig. 4).

    Recurriendo para esta operación, de más amplio conocimiento de la situación ambiental y tendencias, a la aplicación del llamado esquema "circular", DPSIR (iniciales en inglés) (Fig. 3), de análisis de las fuerzas económicas motoras de cambios ambientales (Energía., Transporte ), y de sus presiones (emisiones, residuos), de la situación ambiental de referencia o base (calidad del aire,), de los impactos asociados a las presiones (sobre la salud, biodiversidad …) y finalmente de las respuestas previstas o posibles para paliar la situación.

    Este esquema, desgraciadamente poco aplicado, ya que se ha relegado la información ambiental en general al nivel descriptivo, de la situación ambiental y de las presiones ambientales, es completamente necesario para conocer en todo momento no sólo la situación actual sino sobre todo las tendencias para poder actuar preventivamente.

    No se trata de continuar describiendo el medio ambiente y sus problemas, sino de propiciar un cambio positivo.

    Este esquema fue ya la base para el crítico informe elaborado por la Agencia en 1995 sobre el Medio Ambiente en la Unión Europea, que se comentará posteriormente.
  7. La mejora. de la calidad de los datos e información. ambiental y el acceso de las partes interesadas en su explotación y del público en general exigen una clara estructuración de la información (siguiendo la secuencia vigilancia-análisis-informes ) y el desarrollo de programes para mejora de los datos (fiabilidad, comparabilidad, objetividad y cobertura) e información (control de calidad).

    Todo ello dirigido no sólo a asegurar la explotación y mejora por la Agencia de la información existente, sino también por los usuarios finales, estamento político e institucional (UE y nacional), Administraciones, empresas y agentes socio-económicos y por el público en general. Esta apertura y acceso organizado a la mejor información disponible es no sólo una base para la credibilidad y legitimación pública, sino el mejor instrumento de mejora continuada de datos e información a través de su contraste y exposición pública.

    Nada mejor para representar esta información estructurada que las llamadas figurativamente "casas" de la información que la Agencia construye, donde se aprecian, siguiendo el sistema estructurado de vigilancia ambiental, los cimientos (bases de datos), los bloques constructivos (agregación de datos y evaluaciones específicas) y finalmente la parte más visible o tejado que son los informes técnicos y periódicos (Fig. 5).

    Aunque la parte más visible del trabajo son los informes que se publican, un 65% del esfuerzo, recursos personales y presupuestarios, va a la construcción y consolidación de las bases de datos, dentro de EIONET y en particular con los Centros Temáticos habiendo más de 40 informes técnicos operativos en curso.

    Todo ello debe permitir convertir progresivamente la Agencia en el Centro de Referencia Europeo de Información Ambiental ó Centro de Excelencia, e incluso desarrollar funciones de "facilitado" de información o ventanilla virtual única ("one stop shop") similares al sistema EUROFACTS de EPA (Fig 6) u operador de los llamados almacenes de información o bibliotecas ("data warehouse" o "information mall").
  8. Permítanme que haga un paréntesis para referirme en particular a los aspectos sanitarios.

    En este marco global de vigilancia e información ambiental operativa cobran especial relevancia los aspectos referentes a la salud humana, pero también de salud animal y de los ecosistemas en general, y que deben suponer una reorganización de los sistemas de vigilancia y recogida de datos sanitarios para su mejora (comparabilidad y fiabilidad), efectividad (adecuados al fin) y eficacia (menos coste).

    La Agencia esta avanzando en este campo en varias líneas:
    • Desarrollo de proyectos o informes conjuntos con Organismos Internacionales activos en el tema de salud, en particular con la OMS. En 1995 se produjo un primer informe (Salud y Medio Ambiente) en Europa, para la Conferencia de Sofía, Octubre 1995, y que además de una panorámica general iniciaba tres temas básicos con la posibilidad de una acción eficaz: transporte y accidentes, contaminación microbiológica del agua potable y contaminación atmosférica por partículas. Este año se ultimará una evaluación integrada de las aguas subterráneas y agua potable, y del transporte.
    • Establecimiento de una estrategia coordinada con la política de protección de consumidores (que se ha visto reforzada en funciones similares a las de la Agencia -desarrollo de una Agencia Veterinaria- como consecuencia de la crisis de la BSE), y referente en particular a la cadena alimentaria y del agua potable; cubriendo la Agencia la contaminación ambiental básicamente química del agua y productos básicos (agrarios y ganaderos) y la DG XXIV los problemas relacionados con el procesado y calidades finales (p.e. agua del grifo o embotellada)
    • Construcción progresiva de un ambicioso pero operativo plan de vigilancia de sustancias químicas en el medio ambiente, con planes de cobertura general y proyectos específicos respondiendo a "alarmas" o disfunciones observadas que puedan involucrar productos o familias específicas de productos (p.e. disruptores endocrinos). La idea básica sobre la que está trabajando el Comité Científico de la Agencia (y con la DG XII y XI y el CCI, y otros colectivos activos) es la de extender más la vigilancia en lo referente a la exposición a las distintas sustancias, más allá de los procesos actuales de control sobre todo de precomercialización y básicamente toxicológicos, que por un lado no cubren los miles de sustancias ya en el mercado y sobre todo nos mantienen ignorantes en cuanto a la exposición y efectos de la sopa de sustancias químicas presentes en el medio ambiente y que encuentran su camino hasta la flora, fauna y el hombre en la cadena trófica.
    • Sería interesante recibir algunas aportaciones de este Congreso en estos planteamientos generales tanto en lo referente a estrategias como precisiones.
  9. Y finalmente toda esta información debe ser no sólo la mejor disponible y que se puede producir, sino que además y sosbre todo debe permitir actuar mejor.

    Esto exige por un lado ordenar los productos y servicios según los usuarios, sea para el desarrollo de políticas, sea para su seguimiento y hasta su aplicación (Fig. 7), y por otro suministrar dicha información en el momento adecuado del ciclo político, lo que exige una sincronización a medio y corto plazo de los programas Multianual y Anual de la Agencia con la Agenda Política, cuando existe (es difícil incluso cubrir una legislatura, cuando en medio ambiente la anticipación es vital) (Fig. 8) y por otro lado asegurar una respuesta a demandas públicas/políticas/institucionales no previstas, y que, recíprocamente, el mecanismo de toma de decisiones o político responda tanto a los informes periódicos como en particular a las "alarmas anticipadas" de la Agencia.
  10. Este esquema general está ya en aplicación y aunque queda mucho por hacer en materia de información operativa se dispone de datos e información suficiente para apoyar una acción ambiental más eficaz y para arrumbar el desarrollo.. La falta de información no es actualmente una excusa para posponer tanto la recuperación del traído y conocido déficit ambiental como el abandono progresivo de las prácticas y procesos insostenibles de sobra conocidos.

    Y aunque desgraciadamente muchos de los informes estarán solo en inglés ó en un limitado número de idiomas comunitarios, les ruego a los interesados que además de hojear y pedir algunos informes que aquí se exponen, sigan de cerca el desarrollo de la página en WWW de la Agencia.

REFLEXIONES SOBRE EL MEDIO AMBIENTE Y EL DESARROLLO SOSTENIBLE EN EUROPA Y EN LA UNION EUROPEA. SITUACION Y PERSPECTIVAS.

  1. ¿ Y qué puede decir la Agencia en base a sus datos e informes en cuanto al Medio Ambiente y al progreso en el proceso de desarrollo sostenible en la UE y en Europa en general?.

    Los informes muestran que conocemos suficientemente tanto los problemas como las acciones para abordarlos y entrar en esa estrategia proactiva señalada al principio; pero el cambio de rumbo en los sistemas de producción y consumo es tan radical que sólo una progresiva conciencia y una exigencia y compromiso de la sociedad civil podrá permitir instrumentar las decisiones políticas necesarias, como la que los Ministros de Medio Ambiente comunitarios han tenido el coraje (y digo bien) de anticipar, cara a las negociaciones de octubre en Kyoto del Convenio de Cambio Climático, de reducir en un 15% las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2 en particular) en el año 2010 con respecto al 1990.

    Y es en el suministro de información operativa al estamento político para mejorar el proceso de decisión pero sobre todo en esta concienciación comprometida de la sociedad civil, necesaria para forzar, legitimar e instrumentar estas decisiones, donde la información de la Agencia y de su Red debe jugar un papel decisivo.
  2. En el año 1987 pude apreciar personalmente un cambio drástico en las reuniones del Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea. Hasta entonces no estaba políticamente mal visto que por parte de los propios Ministros de Medio Ambiente se invocasen razones socioeconómicas o de falta de datos o de evidencia científica para no adoptar o para posponer o hacer más laxas las propuestas de legislación ambiental de la Comisión Europea. A partir de esas fechas y aunque hubiera que recurrir a subterfugios o a invocar falsas razones la verdad es que a ningún Ministro le ha gustado ser retratado como el malo de la película o que su país sea considerado como el farolillo rojo de la política ambiental comunitaria; es cierto que los intereses nacionales o socioeconómicos de otro tipo (incluso de soberanía o competenciales) siguen pensando mucho, pero difícilmente se invocan "prima facie".

    Este periodo coincide con la entrada en vigor del Acta Unica y la introducción en el Tratado de la Unión de los principios de una verdadera política ambiental (Art. 130R, S y T, que siguen estando allí aunque no se desarrollen) así como del objetivo para la Unión Europea (Art. 2), de "un crecimiento sostenible no inflacionista que respete el medio ambiente", con el establecimiento del mercado común y de una unión económica y monetaria como medios y no como objetivos. Y culmina en la Conferencia de Río en 1992 en la que se acuerda, al menos políticamente, el desarrollo sostenible como referencia obligada, y la necesidad de cambiar los modelos de producción y consumo (esto último con gran resistencia por parte de EE.UU).

    La realidad es que hoy las reivindicaciones ambientales pueden considerarse como un logro social a nivel europeo y como un compromiso político general y que ninguna fuerza o partido político puede ignorarlas o contravenirlas en sus programas. De hecho asistimos en muchos casos a una reducción tal en materia de controversias aparentes (que no reales) entre agentes políticos, económicos y sociales que el medio ambiente, aunque sigue preocupando como problema, ha ido perdiendo presencia en las cabeceras de los periódicos, porque incluso los industriales y en general el sector productivo va de ambiental por la vida o al menos cara al mercado, y a veces, al menos en los foros internacionales, no se distingue el discurso de un profesional avezado de la industria del de un profesional experimentado de una ONG.

    Pero mientras hay esta armonía y acuerdo aparente, ¿qué pasa con el Medio Ambiente en la Unión Europea y en Europa en general, dónde estamos y adónde vamos?.
  3. La Agencia Europea de Medio Ambiente pudo ultimar y publicar en 1995 dos informes que son claves para el diagnóstico de la situación del medio ambiente en general en toda Europa y también para analizar las perspectivas en particular a nivel de la Unión Europea. El Informe sobre Medio Ambiente en Europa, o informe DOBRISS publicado en septiembre de 1995 y aportado por la Agencia Europea a la Conferencia de Sofía de Ministros europeos de Medio Ambiente, es un diagnóstico o foto fija de la realidad ambiental a principios de los 90 en 47 países europeos y es la piedra angular o base de referencia de un programa de medio ambiente para Europa. Posteriormente, en noviembre de 1995, la Agencia publicó un informe específico sobre el Medio Ambiente en la Unión Europea, incluyendo en este caso un análisis de las tendencias y perspectivas teniendo en cuenta el desarrollo esperado de las políticas económicas y los resultados previstos de las acciones ambientales en curso.

    El informe DOBRISS ha puesto en evidencia que hay problemas ambientales que todos los países europeos compartimos, y que todos, en mayor o menor grado, continuamos endeudando ambientalmente las futuras generaciones. Europa tiene sin duda problemas ambientales graves, que hay que reconocer para poder establecer un programa de medio ambiente operativo, aprovechando la enorme oportunidad de los cambios de los sistemas de producción y el desarrollo de las infraestructuras en los países de la Europa Central y del Este.
  4. Europa tiene problemas ambientales graves, cuya diagnosis global, aunque siempre incompleta, permite apuntar prioridades:
    • Problemas que pueden afectar gravemente a la salud (y seguridad) de las personas y a los que parecemos habernos acostumbrado, de contaminación del aire sobre todo en el medio urbano (con mortalidad y morbilidad manifiesta en ciertas zonas, mientras que las alergias y asma se perpetúan), de contaminación de las aguas subterráneas (fuente de agua potable del 65% de la población urbana, con problemas no sólo de contaminación química generalizada y creciente por nitrato y pesticidas, sino incluso microbiológica que todavía afecta a 1 de cada 6 ciudadanos europeos) y ligadas a la explosión desenfrenada del tráfico rodado (contaminación atmosférica, ruido que afecta a más del 50% de la población y accidentes que supusieron unas 125000 muertes y más de 2,2 millones de heridos en 1993).
    • Problemas que afectan gravemente a nuestros recursos naturales básicos, como el agua en cantidad (sustracciones abusivas crecientes e ineficacia increíble en su distribución y usos sobre todo agrícolas) y calidad, a nuestros suelos (más de 1 M de Km2 con graves riesgos de erosión y más de 200.000 Km2 en avanzado proceso de desertificación) y nuestros bosques (más de 40.000 incendios y 7000 Km2 de bosque devastado como media, mientras más de un 30% sigue afectado seriamente por la lluvia ácida) y en general, a la naturaleza, verdadero recurso básico o infraestructura, cuyos hábitats continuamos fragmentando y alterando su diversidad paisajística y biológica, arriesgando el presente y futuro de esta gran despensa de la variedad genética.
    • Problemas de riesgos o verdaderas bombas de relojería, conectadas a los miles (sin evaluar) vertederos de residuos tóxicos o emplazamientos industriales abandonados, y a instalaciones nucleares o industriales de alto riesgo. O asociados en general a la presencia en el Medio Ambiente de sustancias químicas, de entre las más de 100.000 que utilizamos (y las casi 300 nuevas anuales) y cuyas sinergías, efectos acumulados o relación con señales claras de stress en el medio y en la cadena trófica, no se conocen, en particular de las llamadas miméticas de los estrógenos (se comportan como tales), de los carcinógenos genotóxicos, contaminantes orgánicos persistentes (POP) o antibióticos utilizados en alimentación animal.
    • Problemas de alcance global, a los que la contribución presente de Europa es abusiva, en general, como el cambio climático y la degradación de la capa de ozono.
    • Todos ellos son críticos, lo que significa que no podemos dar de alta al enfermo ambiental europeo en general
      Con todo ello podemos decir, sin lugar a dudas, que el problema ambiental es grave pero las oportunidades para soluciones conjuntas en el marco del Programa Europeo de Medio Ambiente son también significativas.
  5. En lo que se refiere al Medio Ambiente en la Unión Europea, el Informe de la Agencia señala claramente que con las tendencias socioeconómicas y evolución en las políticas económicas conexas previstas, y a pesar de las acciones en curso o previsibles en materia de medio ambiente, no se cumplen ni se alcanzarán la mayoría de los objetivos anticipados en el 5° Programa de Acción Comunitaria en materia de Medio Ambiente adoptado por la Comisión en 1992, y eso a pesar de que la Comisión en general ha hecho honor a sus compromisos presentando las iniciativas y propuestas anunciadas, pero ha faltado el concurso de los Estados Miembros y de los Agentes socioeconómicos, que se requería en dicho programa.
  6. En los dos elementos básicos los logros alcanzados o esperados han sido insuficientes:

    En el básico, que es el proceso de integración de Medio Ambiente en las otras políticas y de progreso en el proceso de desarrollo sostenible. Lo que en la práctica implica continuar alimentando el déficit ambiental y descontando el futuro. Aunque en algunos casos hay un desacoplamiento de ciertas fuerzas motoras o presiones del crecimiento económico, como es el caso del uso de fertilizantes en agricultura, o dichos crecimientos como en el caso de la energía o uso de materias primas (más eficacia) son inferiores al del PIB sin forzosamente ser sostenibles, en otras como transporte, en particular por carretera, son incluso mayores y cada vez más insostenibles.

    En el clásico, que es reducir el peso del pasado, o mejorar la calidad del medio ambiente. A pesar de los esfuerzos realizados y de la disminución de algunas presiones ambientales y en particular de las emisiones y vertidos de fuentes contaminantes puntuales, no hay una recuperación generalizada de dicha calidad ambiental, subsistiendo problemas graves (lluvia ácida y contaminación del aire y aguas subterráneas, residuos, ) y previsiones al alza en algunos casos.
  7. Para alcanzar sus objetivos y metas medioambientales en el año 2000 y más adelante (es decir, la preparación del terreno con vistas al desarrollo sostenible), la Unión Europea debe intensificar su política medioambiental en sectores concretos: el cambio climático (es decir, las emisiones de CO2); la lluvia ácida; la calidad del aire (en las zonas urbanas); la extracción abusiva de agua y la calidad de las aguas subterráneas; la destrucción y la fragmentación de los hábitats; y la gestión de los residuos. Otras cuestiones que no se han abordado suficientemente a nivel europeo son: la degradación de la calidad del suelo (que constituye un importante recurso natural), la gestión de las zonas costeras y las substancias químicas que contaminan el medio ambiente.

    Una de las más difíciles tareas que habrá de llevar a cabo la Unión Europea en los próximos años será la de abordar esas cuestiones, ya que, según indican la mayoría de las tendencias socioeconómicas observadas, es probable que aumenten las presiones a que se somete al medio ambiente.

    En general, se observan tendencias ascendentes en el crecimiento demográfico y económico, que entrañan un aumento del consumo energético y de materiales, del turismo y, en particular, del transporte. Si no se pueden combinar esas tendencias con medidas de reducción suficientes (y eficaces en función de los costes), resultará esencial disociar (aún más) el crecimiento económico de ellas, a fin de poder garantizar un desarrollo sostenible.
  8. El transporte resulta ser un sector fundamental, en el que se deben centrar las políticas futuras. Se observa un aumento constante de la presión medioambiental debida a ese sector. Las previsiones indican casi la duplicación del transporte de mercancías por carretera y el aumento en un 50% aproximadamente del transporte de pasajeros por carretera entre 1990 y 2010. Las emisiones debidas al transporte son decisivas para la calidad del aire (en las zonas urbanas) y contribuyen en gran medida al cambio climático: Aparte de la introducción de normas más estrictas, para cuyo cumplimiento por los productos se habrán de poner en juego al máximo las posibilidades que brinda la tecnología, el imperativo que hay que afrontar es el de idear nuevos sistemas de transporte, incluída la modificación del diseño de las infraestructuras, para satisfacer las demandas de movilidad con sistemas más sostenibles que el transporte por carretera. También será necesario adoptar medidas para fomentar la reducción de la demanda global de movilidad (facilitada, por ejemplo, por la "sociedad de la información").
  9. En este contexto ¿cuáles son las perspectivas en materia de medio ambiente a nivel europeo y de la Unión Europea?.

    El hecho de contar por primera vez con un diagnóstico global sobre la situación del medio ambiente en Europa y con un análisis de las tendencias a nivel de la Unión Europea, nos debe permitir un cierto optimismo, ya que parafraseando a Aristóteles, es a partir de una concienciación, de una toma de conciencia de la realidad, que se puede pasar a una acción efectiva y eficaz. Y además debemos contar para ello con el hecho de que las reivindicaciones ambientales son ya un logro social a nivel europeo, y un problema que ningún partido político puede ignorar, sobre todo en el contexto de una posible potenciación de la emergente sociedad civil en el marco de la sociedad de la información.
  10. A nivel europeo, el hecho de que en Sofía se convocase ya para 1998 una próxima conferencia de los Ministros de Medio Ambiente en Dinamarca, donde se pretende, en base a un nuevo informe de la Agencia, avanzar en el programa europeo de medio ambiente, debería permitir aunar capacidades para enfrentarnos de forma coordinada o conjuntamente a problemas comunes a nivel europeo, lo que significa un logro importante sobre la situación anterior en la que, al menos ambientalmente, Europa seguía dividida en dos bloques.

    La Agencia, dentro de sus programa de cooperación con los países PHARE, y esperemos que tambien con los países TACIS, está ya desarrollando programa común de información y evaluación de la situación y de las tendencias en materia de medio ambiente, de tal forma que por primera vez en la historia europea se pueda dar apoyo a un planteamiento operativo a nivel europeo.

    Las esperanzas en cuanto a resultados en la próxima conferencia en Århus (Dinamarca) en mayo 1998 son grandes, y para alentarlas la Agencia tiene previstas dos conferencias -31 octubre 1997 y mayo 1998- abiertas a participantes de las Organizaciones no Gubernamentales (ONGs) y del mundo científico, además de al estamento administrativo, de los distintos países europeos, para desarrollar esta evaluación que incluirá, por primera vez, no sólo un análisis de la evolución en el medio ambiente, de los distintos escenarios previsibles para poder anticipar una acción eficaz.
  11. A nivel de la Unión Europea, la oportunidad más significativa es en estos momentos la revisión del 5° Programa de Acción, emprendida por la Comisión en base al informe señalado anteriormente realizado por la Agencia. La Comisión presentó hace más de un año lo que se ha dado en llamar un Plan de Acción en el que se identifican las prioridades sobre las que hay que concentrarse para reconducir el proceso actual y respetar los objetivos señalados en el Programa de Acción original. Esta propuesta ha sido denunciada desde diversas instancias, e incluso en la opinión adoptada en el Parlamento Europeo, como insuficiente, y no reflejando operativamente todos los problemas señalados por la Agencia Europea de Medio Ambiente y, sobre todo, se ha dicho que no aporta elementos nuevos al proceso al no concretar objetivos u obligaciones de resultados y de medios, lo que no permitiría un compromiso político ni por supuesto exigir responsabilidades, al no poder controlarse sus logros.

    En estos momentos y dados los distanciamientos entre el dictamen del Parlamento Europeo y la posición común del Consejo, y teniendo en cuenta las enmiendas aceptables para la Comisión, es muy posible que la propuesta entre en el procedimiento de conciliación entre el Parlamento y el Consejo (Art. 189B.4 y siguientes del Tratado). Esperemos que aprueben un texto conjunto y operativo lo antes posible.

    Está claro que del establecimiento de un verdadero Plan de Acción dependerá el que en el futuro se pueda progresar de forma convergente a nivel europeo en el proceso de desarrollo sostenible y en cualquier caso en la mejora de la calidad ambiental en la Unión Europea. Un verdadero plan de acción implica por un lado el establecimiento de objetivos, cuantificados en el tiempo, de redución de presiones y de mejora de la calidad ambiental y por otro la reconducción mediante planes estratégicos y mecanismos de mercado y fiscales de las políticas económicas para transformarlas progresivamente en políticas sostenibles.
  12. La Agencia Europea de Medio Ambiente puede jugar, en este contexto, un papel significativo, aportando a las Instituciones europeas y a los Estados Miembros. y en general a los países europeos, la mejor información ambiental para los procesos de toma de decisiones y participación pública, que permitan establecer programas, planes de acción e iniciativas de todo tipo, incluso legislativas, eficaces y legitimadas a través de la participación.
  13. Por supuesto todo este planteamiento no es ajeno al escenario político y socioeconómico previsible a nivel europeo, de la Unión Europea y de cada uno de los Estados miembros.

    A nivel europeo es de esperar que los resultados de la Conferencia Intergubernamental impliquen la introducción en el Tratado de la UE de disposiciones ambientales dentro de las políticas económicas y que dichas políticas económicas se fortalezcan, a nivel de la UE, para poder integrar en las mismas aspectos ambientales, así como que el mecanismo de toma de decisiones por mayoría cualificada sea de aplicación general en el medio ambiente.
  14. A nivel de los distintos Estados miembros, que seguirán teniendo competencias básicas y que sobre todo seguirán siendo, incluso a nivel regional y local, los que gestionen y ejecuten las políticas ambientales, tanto el escenario político, con más gobiernos en minoría o en coaliciones y con tendencias más liberales, y el socioeconómico, con mayor abandono a las fuerzas del mercado, mayor competitividad y paro estructural y tendencia generalizada a la privatización del sector público, jugarán en pro o en contra de este futuro ambiental o del progreso en el proceso de desarrollo sostenible.

    Si por un lado la necesidad de coaliciones o de acuerdos políticos previos para gobernar en minoría exigen programas o pactos previos y estrategias consensuadas a medio plazo, que pueden aprovecharse desde el punto de vista de medio ambiente, al mismo tiempo la toma de decisiones, en muchos casos implicando cambios drásticos en los sistemas de producción y consumo, puede prolongarse demasiado tiempo.
  15. Por otro lado el desarrollo de esquemas más convencionales y de mayor respeto o sometimiento a las fuerzas del mercado difícilmente permitirá abordar estos cambios drásticos necesarios y con la rapidez requerida, aunque está claro que puede crearse un ambiente más favorable a la negociación, con los agentes económicos, de planes a medio plazo y de acuerdos negociados, pero que deberán ser vigilados muy de cerca para asegurar que se respetan los intereses de los agentes sociales y los ambientales.
  16. Y finalmente los procesos en curso, en muchos países, de descentralización espacial, hacia los entes regionales y locales, y simultáneamente de concentración sectorial, en particular a nivel del Estado, en materia de competencias dispersas en Medio Ambiente, con criterios racionales (subsidiariedad) puede permitir una mayor eficacia en la gestión. Pero sin embargo hay que asegurar que en el proceso de descentralización no se produzcan acciones muy divergentes, o que no contribuyan eficazmente, al menor coste y en el menor plazo, a resolver los problemas ambientales, generalmente comunes. También pueden surgir procesos desreguladores bajo la cobertura o con el argumento de la descentralización.

    Y en el caso de la concentración de competencias, en el establecimiento de ministerios de Medio Ambiente, estas operaciones pueden no ir acompañadas de una dotación pareja o concentración de recursos, o de un mayor peso político, lo que no sería positivo para la gestión ambiental ni para el fortalecimiento de lo que debe ser una política ambiental, que es una política de políticas. En este sentido ya hay algunos países que se encuentran en la segunda generación de la organización administrativa ambiental y establecen ministerios de Medio Ambiente que engloban también la gestión de sectores económicos significativos, como en el caso de Dinamarca, que cuenta ya con un Ministerio de Medio Ambiente y Energía, después de haber sido el primer país que estableció un Ministerio de Medio Ambiente.

CONCLUSIONES - REFLEXIONES FINALES Y PETICIONES

Permítanme que invierta los términos de mi exposición pare concluir.

1: Disponemos de un diagnostico, hay mucho por hacer para hacer frente al peso del pasado ó déficit ambiental y todavía más para entrar en procesos de desarrollo sostenible, hagámoslo.

Es un desafío que implica poner en acción aquello de lo que disponemos en cantidad, es renovable, está infrautilizado y si no se utiliza (al contrario que muchos recursos naturales, como los combustibles fósiles) se degrada: Recursos humanos, el ingenio humano;

(Cartoon 1).

Y movilizar nuestros enormes recursos tecnológicos a través de la innovación, dar un verdadero salto tecnológico (Cartoon 2. Leapfroging.)

2: Y para concienciar nuestra emergente sociedad civil y movilizar los recursos humanos y tecnológicos pongamos la información a funcionar ("The EEA Putting Information to Work").. (Cartoon 3). Pongamos la informática y telemática a nuestro servicio. A través de disponer y garantizar el acceso público a "la mejor información disponible" podremos reforzar los dos pilares del desarrollo sostenible:

Eficacia: Con toma de decisiones y acción informada y participativa

Equidad: Con mayor cohesión social de unos ciudadanos (y consumidores) más e igualmente informados y educados..

3: Lo que nos permitará hacer de este desafío ambiental una verdadera oportunidad, que algunos califican como la Tercera Revolución Industrial (mientras que las dos primeras

se hicieron quemando carbón ó petróleo esta se haría reduciendo su combustión) y que Club de Roma ha bautizado como posiblemente la Primera Revolución Mundial.

Una oportunidad para la innovación y la cooperación (más allá de la mera competencia, que no es la base de la economía de la permanencia) para conseguir más (ó suficiente) desarrollo, más calidad de vida y para todos, con menos recursos.

Ya no es utópico el llamado Factor 4 del libro del mismo nombre del Profesor Von Weizsäcker para el Club de Roma, que se plantea duplicar el desarrollo con la mitad de recursos, ó multiplicar la eficacia por 4, sino incluso llegar al factor 10 de la Declaración de Carnoules.

Y algo de esto hay que empezar a hacer a nivel de la UE si queremos hacer valido el compromiso de reducir las emisiones de CO2 un 15% para el 2010.

Y algo de esto están empezando a hacer países como Dinamarca que además está rentabilizándolo.

Dinamarca ha estabilizado su consumo energético y va a reducir sus emisiones de CO2 en un 25 % incrementado substancialmente la cuota de energía renovable en particular eólica, que además exporta como tecnología, ocupando este sector (en el que es líder mundial) el tercer lugar (después de los productos farmacéuticos y la carne de cerdo) en sus exportaciones.

Mientras un país vecino, como Noruega, ha tomado un rumbo distinto y a pesar de sus recursos hidráulicos y petrolíferos se ha visto obligada a importar energía de Dinamarca y abocada ahora a incrementar sus emisiones de CO2.

(Para los interesados, ver programa de TV Noruega de martes 22 Abril 1997).

Y otro país vecino, me consta, esta considerando seriamente optar por un cambio radical en el modelo de desarrollo, con reducción de hasta el 90% en el uso de energía, para configurarse como el primer país occidental que entra en un proceso de desarrollo sostenible.

Esto es lo que se llama hacer de la necesidad virtud y esto es lo que nos ofrece el desafío ambiental una oportunidad única para arrumbar el desarrollo y hacer posible una verdadera y mejor calidad de vida para todos y las generaciones venideras.

Y este proceso es el que debe servir la Agencia suministrando la mejor información ambiental disponible.

4: Y en este proceso hay agentes privilegiados y que se merecen atención especial como usuarios de información:

  • El ciudadano como consumidor, y principal actor ( - gestión de la demanda - consumo informado) y beneficiario de una política de calidad en la que confluyen los intereses del consumidor (más y mejores servicios) y del medio ambiente (con menos recursos).
  • El medio rural, como la verdadera reserva y recurso para abordar el desarrollo
  • sostenible. Como principal actor para revitalizar el tejido espacial afectado hoy por verdaderos carcinomas urbanos; en base a la integración local y la descentralización y dispersión de sistemas de producción y de servicios que permiten la informática y la telemática y las comunicaciones y favorecen la innovación y tecnologías blandas; pero también como productor de bienes y servicios ambientales. Y como beneficiario directo de la revalorización de los recursos naturales y de los servicios que presta la naturaleza (Citación de…)
  • Las PYMES (Pequeña y mediana Empresa). Como artífices principales del nuevo modelo de producción, con su mayor capacidad de ajuste a la demanda, de innovación, y de movilización (empleo) de recursos humanos,: permitiendo mayor eficacia y cohesión social y espacial (implantación rural).Y como beneficiarios directos de las oportunidades de este nuevo paradigma ambiental.

5.- Y es indudable que en este contexto la Región extremeña tiene una posición privilegiada, para dentro de lo que es una necesidad y obligación ineludible del Estado español de poner en marcha una Estrategia Nacional de Medio Ambiente y para el desarrollo sostenible (que por cierto ha propuesto el Ministerio de Medio Ambiente en una publicación reciente (Fig. 10). Retomada de una propuesta del ponente en 1993) aprovechar esta oportunidad ambiental y, porque no, convertirse en la primera región en proceso de desarrollo sostenible.

RESULTADOS DEL CONGRESO DE INTERES PARA LA AGENCIA

Para terminar permítanme que manifieste lo que la Agencia espera de este Congreso

  • Incluir en sistemas de vigilancia e informes ambientales periódicos la salud de la Fauna (posible capítulo en informes 1998)
  • Establecer un sistema estructurado de vigilancia y control sanitario de la fauna. De interés para detectar disfunciones de origen ambiental.
  • Desarrollo de un programa de análisis de información existente por "el Centro Temático de Naturaleza (París) de la AEMA.
  • Apoyo al colectivo de veterinarios para que formalicen una ("sin") red de interés especial (salud fauna salvaje)
  • Estado general sanitario de fauna salvaje europea
  • Identificación de disfunciones específicas, incluso no evidenciadas completamente ("early warnings"), en particular en lo referente a reproducción ("Disruptores Endocrinos")

Señor Presidente, Señores congresistas, Señoras y Señores, gracias por su atención.

Domingo Jiménez Beltrán
Director Ejecutivo
Agencia Europea de Medio Ambiente
Copenhague (Dinamarca)

Acciones de Documentos
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100