Los Estados miembros de la UE necesitan más ambición para alcanzar un objetivo común en materia de energías renovables

Cambiar de idioma
Noticias Publicado 18/12/2018 Última modificación 08/03/2019
3 min read
La proporción de las fuentes de energía renovables en el consumo energético de la Unión Europea se ha duplicado desde 2005, pero este crecimiento se ha ralentizado en los últimos años, debido especialmente al aumento del consumo de energía y a que no ha habido mejoras en el sector del transporte. El nuevo informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) muestra que los Estados miembros de la UE deben incrementar sus esfuerzos para alcanzar el objetivo de 2020 relativo a las energías renovables.

El informe de la AEMA «Renewable energy in Europe — 2018» (Energías renovables en Europa — 2018) describe los avances en el despliegue de fuentes de energía renovables en la UE, en base a los datos oficiales de 2016 y de las cálculos preliminares hechos por la AEMA para 2017.

El informe muestra que la proporción de energías renovables en relación al consumo final de la energía en la UE aumentó del 16,7 % en 2015 al 17,0 % en 2016 y a un 17,4 % en 2017, según los cálculos efectuados. Si bien la UE sigue por el buen camino para alcanzar su objetivo de que en 2020 un 20 % del consumo final bruto de energía proceda de fuentes renovables, los recientes aumentos del consumo final de energía en algunos Estados miembros están ralentizando el ritmo de crecimiento de la proporción de energías renovables en la UE.

Para alcanzar el objetivo de 2030, los Estados miembros de la UE deben aumentar colectivamente la proporción de energías renovables hasta alcanzar al menos el 32 % del consumo final bruto de energía. Según el informe de la AEMA, en la actualidad, el uso de las energías renovables por parte de los distintos Estados miembros varía mucho, desde más del 30 % del consumo final bruto de energía en Austria, Dinamarca, Finlandia, Letonia y Suecia hasta situarse por debajo del 9 % en Bélgica, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos.

Otras conclusiones importantes

En 2017, el 85 % de toda la capacidad de energía de nueva instalación en la UE era de origen renovable, y de ella, la energía eólica y la solar fotovoltaica representaban tres cuartas partes de la nueva capacidad de producción de energía renovable. Un tercio de toda la electricidad consumida en la UE en 2016 y en 2017 procedía de fuentes renovables.

La calefacción y la refrigeración siguen siendo el sector dominante del mercado de la energía renovable en la UE, con aproximadamente un 19 % de cuota de energías renovables en 2016 y 2017. El sector del transporte se queda atrás, con solo un 7 % de uso de energías renovables en los mismos años. La mayor parte de la energía renovable utilizada para el transporte procede de biocarburantes. Solo los biocarburantes certificados para cumplir los criterios de sostenibilidad de la Directiva sobre energías renovables pueden contabilizarse a efectos de la consecución de estos objetivos.

Según el informe, la UE sigue siendo el líder mundial en capacidad de electricidad renovable per cápita, pero China está invirtiendo más en nueva capacidad. La proporción de puestos de trabajo relacionados con las energías renovables en la mano de obra también está aumentando más rápidamente en Brasil y China que en la UE.

El creciente uso de energías renovables ha permitido a la UE reducir su demanda de combustibles fósiles y sus correspondientes emisiones de gases de efecto invernadero. Según el análisis de la AEMA, las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la UE habrían sido aproximadamente un 9 % más elevadas en 2016 y un 10 % más elevadas en 2017 si el aumento del uso de energías renovables desde 2005 no hubiera sustituido al 11 % del consumo interior bruto de combustibles fósiles de la UE durante este periodo.

Los informes «Renewable energy in Europe» (Energías renovables en Europa) complementan la evaluación anual de la AEMA sobre los avances hacia los objetivos de la UE en materia de clima y energía en la publicación «Trends and projections in Europe 2018» (Tendencias y perspectivas en Europa 2018).

Contenido relacionado

Noticias y artículos

Datos relacionados

Indicadores relacionados

Overview of electricity production and use in Europe In 2016,  low-carbon energy sources (i.e. renewables and nuclear energy) continued to dominate the electricity mix for the second year in a row, together generating more power than fossil fuel sources. Fossil fuels (i.e. coal, natural gas and oil) were responsible for 43 % of all gross electricity generation in 2016, a decrease of 11 percentage points across the EU compared with 2005 (54 %). By way of contrast, the share of electricity generated from renewable sources has grown rapidly since 2005, but the pace of growth has slowed down after 2014. In 2016, renewable electricity reached almost one third (29 %) of all gross electricity generation in the EU. This is twice as much as in 2005. As such, renewable sources generated more electricity in 2016 than nuclear sources or coal and lignite. Nuclear energy sources contributed roughly one quarter (26 %) of all gross electricity generation in 2016. The transition from fossil fuels to renewable fuels, together with improved transformation efficiencies in electricity generation, led to an average annual 2.6 % decrease in CO 2 emissions per kWh between 2005 and 2016. Final electricity consumption (the total consumption of electricity by all end-use sectors plus electricity imports and minus exports) in the EU increased by one percent in 2016 compared with 2015, reaching the same level as in 2005. The sharpest growth was observed in the services sector (1.2 % per year) and the sharpest decline in industry (-1.0 % per year). With regards to the non-EU EEA countries,  between 2005 and 2016, electricity generation increased by an average of 4.9 % per  year in Turkey, 7.1 % per year  in Iceland and 0.7 % per year in Norway.
Share of renewable energy in gross final energy consumption The share of renewable energy in gross final energy use in the EU has almost doubled since 2005. It reached 17.0 % in 2016 and is expected to have reached 17.4 % in 2017, according to the early estimates from the European Environment Agency (EEA) . These levels are higher than those from the indicative EU trajectory for these years set by the Renewable Energy Directive .  The increase in the share of renewable energy sources in final energy consumption has slowed down in recent years. An increasing energy consumption and lack of progress in the transport sector imperil the achievement of both 2020 targets on renewable energy and energy efficiency at EU level. In 2017, according to the EEA's early estimates:  progress towards national targets deteriorated across the EU, with 20 Member States (all but Cyprus, France, Ireland, Luxembourg, the Netherlands, Poland, Slovenia and the United Kingdom) meeting or exceeding their indicative targets set under the Renewable Energy Directive, compared with 25 Member States on target in 2016. In addition, only 16 Member States (all except Belgium, Cyprus, France, Germany, Ireland, Luxembourg, Malta, the Netherlands, Poland, Portugal, Slovenia and Spain) reached or exceeded the trajectories set in their own National Renewable Energy Action Plans, compared with 19 in 2016; 11 countries (Bulgaria, Croatia, Czechia, Denmark, Estonia, Finland, Hungary, Italy, Lithuania, Romania and Sweden) had already managed to achieve their binding renewable energy share targets for 2020, as set under the Renewable Energy Directive; renewable energy accounted for 30.6 % of gross final electricity consumption, 19.3 % of energy consumption for heating and cooling, and 7.2 % of transport fuel consumption in the whole EU.

Publicaciones relacionadas

Véase también

Temporal coverage

Acciones de Documentos