Un retrato de los aerosoles mundiales

«El polvo africano» del desierto del Sáhara es una de las fuentes naturales de partículas en suspensión en la atmósfera. Las condiciones extremadamente secas y cálidas del Sáhara forman turbulencias capaces de propulsar el polvo a una altitud de 4 a 5 kilómetros. Las partículas pueden permanecer semanas o meses a estas altitudes, y a menudo el viento las esparce por toda Europa.

Información ampliada

Acciones de Documentos
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100