Herramientas Personales

Notificaciones
Reciba notificaciones en los informes y productos nuevos. Frecuencia:3-4 correos/mes
Suscripciones
Inscribirse para recibir nuestros informes (formato impreso y/o electrónico) y nuestro boletín electrónico trimestral.
Síganos:
Ícono de Twitter Twitter
Ícono de Facebook Facebook
Icono de YouTube Canal de YouTube
RSS Logo RSS Feeds
Más

Write to us Write to us

For the public:


For media and journalists:

Contact EEA staff
Contact the web team
FAQ

Call us Call us

Reception:

Phone: (+45) 33 36 71 00
Fax: (+45) 33 36 71 99


siguiente
anterior
elementos

Ir al contenidos . | Ir a navegación | Saltar a la navegación

Sound and independent information
on the environment

Usted está aquí: Inicio / Señales – El bienestar y el medio ambiente / Señales 2011 / Artículos / Testigo presencial: el joven Chance

Testigo presencial: el joven Chance

Cambiar de idioma
Topics: ,
Bisie es la mina más grande de la zona. Se encuentra situada a aproximadamente 90 kilómetros bosque adentro y tiene 100 metros de profundidad. Las minas a menudo son poco más grandes que un agujero en el suelo. Docenas de hombres y jóvenes abarrotan cada mina y las condiciones son atroces.

 Image © Mark Craemer

«Me llamo Chance y tengo 16 años. Hace tres años que trabajo en la mina de Bisie. Oí que habían descubierto una mina, cerca de donde vivo. Quería trabajar y ganar suficiente dinero para construir mi propia casa. Hace falta tiempo para bajar y subir, de modo que a veces me quedaba abajo durante una semana antes de salir a la superficie. Todos los meses muere gente en la mina, cuando uno de los agujeros se viene abajo».

Chance, 16

Hace cinco años este lugar era una jungla. Hoy en día, unas 20 000 personas trabajan extrayendo y transportando minerales. Vienen desde muy lejos, con el sueño de ganar dinero. Pero la vida es tan cara debido a los impuestos no oficiales que exigen los grupos armados, que la mayor parte de la gente no puede permitirse marchar. Hay cientos de minas como esta en todo el este del Congo. Se calcula que Bisie sola produce minerales por valor de 70 millones de dólares anuales.

Una vez extraídos, los minerales son transportados a ciudades como Ndjingala, Osakari y Mubi. Los cargadores caminan 90 kilómetros en dos días con un peso de hasta 50 kilos. Todos los días 600 cargadores salen de los bosques con un total de 30 toneladas de minerales.

La casiterita de Bisie la compran intermediarios que están relacionados con exportadores y comerciantes internacionales que venden el mineral a fundiciones en el mercado libre. En las fundiciones se extrae el estaño, que se vende directamente a fabricantes de soldadura o se comercializa a través de las bolsas internacionales de metales. Por último, la soldadura de estaño se vende a los fabricantes de aparatos y componentes electrónicos.

«La primera vez que bajé por el agujero arrastrándome no pude quedarme durante mucho tiempo. No estaba acostumbrado al calor, por lo que solo me pude quedar abajo dos horas. Tenía que bajar una y otra vez, trabajar duro y volver a salir.

Hacía mucho calor y no podía aguantarlo. Me escapé de la mina de Bisie durante una masacre. No logré alcanzar mi sueño, por lo que regresé a casa para acabar la escuela.»

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) califica a la República Democrática del Congo como uno de los centros más importantes para la biodiversidad del mundo. El WWF afirma que el reto consiste en conservar los bosques del Congo, sus especies y el carbono secuestrado en los bosques pantanosos y mejorar, al mismo tiempo, el medio de vida del pueblo congoleño.

Estamos ante un desafío de orden mundial. En su informe de 2005 sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, las Naciones Unidas indican que «pese a los muchos beneficios de la globalización, casi la mitad de los 2 800 millones de trabajadores del mundo siguen subsistiendo con menos de 2 dólares al día, y más de 500 millones sobreviven con la mitad de ese salario». Añade que «para reducir la pobreza de estos trabajadores será necesario crear más puestos de trabajo y empleos más productivos».

El texto en esta sección de Señales se basa en parte en el documental «Blood in the Mobile» (Sangre en el móvil), dirigido por Frank Piasecki Poulsen. Derechos de autor de las fotografías del Congo de Mark Craemer.

Geographical coverage

[+] Show Map

Acciones de Documentos

Comentarios

¡Regístrese ahora!
Reciba notificaciones en los informes y productos nuevos. Actualmente contamos con 33127 de suscriptores. Frecuencia: 3-4 emails al mes.
Notificaciones de archivo
Síganos:
 
 
 
 
 
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100