Herramientas Personales

Notificaciones
Reciba notificaciones en los informes y productos nuevos. Frecuencia:3-4 correos/mes
Suscripciones
Inscribirse para recibir nuestros informes (formato impreso y/o electrónico) y nuestro boletín electrónico trimestral.
Síganos:
Ícono de Twitter Twitter
Ícono de Facebook Facebook
Icono de YouTube Canal de YouTube
RSS Logo RSS Feeds
Más

Write to us Write to us

For the public:


For media and journalists:

Contact EEA staff
Contact the web team
FAQ

Call us Call us

Reception:

Phone: (+45) 33 36 71 00
Fax: (+45) 33 36 71 99


siguiente
anterior
elementos

Ir al contenidos . | Ir a navegación | Saltar a la navegación

Sound and independent information
on the environment

Usted está aquí: Inicio / Señales – El bienestar y el medio ambiente / Señales 2011 / Artículos / Retos complejos en un mundo interconectado

Retos complejos en un mundo interconectado

Cambiar de idioma
Una de las principales conclusiones del informe insignia de la AEMA (SOER 2010), parece obvia: «Los retos ambientales son complejos y no pueden considerarse de forma aislada.»

 Image © EEA/John McConnico

Dicho de un modo más sencillo, esto significa que los problemas ambientales se suman y, a menudo, forman parte de un rompecabezas más grande de retos que nos amenazan a nosotros y a nuestro planeta. La verdad es que vivimos y dependemos de un mundo muy interconectado, hecho de numerosos sistemas distintos pero relacionados: ambientales, sociales, económicos, técnicos, políticos, culturales, etc.

Esta interconectividad mundial significa que dañar un elemento podría tener repercusiones inesperadas en otra parte. El reciente crac financiero mundial y el caos aéreo causado por un volcán islandés demuestran también cómo los colapsos repentinos en un ámbito pueden afectar a sistemas enteros.

A menudo nos referimos a esta interconectividad como «globalización», y no es un fenómeno nuevo. En Europa, la globalización nos ha permitido prosperar como continente y asumir un papel económico de liderazgo durante mucho tiempo. Por el camino, hemos usado muchos de nuestros propios recursos naturales y los de otras naciones. Nuestra «huella» o impacto es grande y va más allá de nuestras fronteras.

De hecho, se espera que las fuerzas motrices de la globalización tengan una influencia importante en Europa y en nuestro medio ambiente en el futuro. Muchas de ellas no las podemos controlar. Por ejemplo, la población mundial podría superar los 9 000 millones en 2050, lo que tendría importantes repercusiones ambientales. Asia y África, con toda probabilidad, serán las que más contribuyan al crecimiento de la población, mientras que solo en torno al 3 % del crecimiento tendrá lugar en los países más desarrollados (Europa, Japón, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda).

Los retos ambientales están estrechamente vinculados con las fuerzas motrices globales de cambio

El desarrollo de una amplia gama de tendencias está moldeando el futuro contexto mundial. Las llamamos «megatendencias mundiales», ya que trascienden el ámbito social, tecnológico, económico, político e incluso ambiental. Entre los factores clave se incluyen el cambio de las pautas demográficas o la aceleración del ritmo de urbanización, unos avances tecnológicos cada vez más rápidos, la integración más profunda de los mercados, la evolución de los cambios de poder económico o el cambio climático.

Estas tendencias tienen enormes implicaciones para la demanda mundial de recursos. Las ciudades se extienden. El consumo aumenta. El mundo espera un crecimiento económico continuado. La producción está cambiando hacia nuevas economías emergentes, cuya importancia económica irá en aumento. Los agentes no gubernamentales adquirirán más relevancia en los procesos políticos mundiales. Y se prevé un cambio tecnológico acelerado. La «carrera hacia lo desconocido» conlleva nuevos riesgos, pero también brinda oportunidades.

Las futuras repercusiones que estas «megatendencias mundiales» tendrán sobre el medio ambiente de Europa se abordan en una sección del SOER y subyacen en Señales 2011. Estas tendencias clave tienen tremendas implicaciones para nuestro medio ambiente mundial y para la gestión que hagamos de sus recursos. En Señales 2011 se incluyen secciones con el título de «Megatendencia mundial para la Tierra en 2050», en las que examinamos una tendencia clave y evaluamos el impacto que tendrá sobre el medio ambiente europeo en el futuro.

No podemos decir exactamente cómo será la Tierra en 2050. Muchas tendencias ya están bien establecidas. Su evolución dependerá de nuestras propias elecciones. En ese sentido, el futuro está en nuestras manos. Elijamos con inteligencia. Nuestros nietos y el resto de los integrantes del retrato de familia de 2050 nos lo agradecerán.

Geographical coverage

[+] Show Map

Acciones de Documentos

Comentarios

¡Regístrese ahora!
Reciba notificaciones en los informes y productos nuevos. Actualmente contamos con 33077 de suscriptores. Frecuencia: 3-4 emails al mes.
Notificaciones de archivo
Síganos:
 
 
 
 
 
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100