Herramientas Personales

siguiente
anterior
elementos

Ir al contenidos . | Ir a navegación | Saltar a la navegación

Sound and independent information
on the environment

2. Principales Conclusiones

Progreso hacia la sostenibilidad

La Unión Europea está logrando avances en la reducción de algunas presiones a que se somete al medio ambiente, si bien no son suficientes para mejorar su calidad ambiental en general y menos aún para avanzar hacia la sostenibilidad. De no intensificarse las políticas al respecto, dichas presiones seguirán obstaculizando la observancia de las normas relativas a la salud humana y superando la capacidad de sustentación del medio ambiente. Con las medidas adoptadas hasta la fecha no se conseguirá la integración plena de las consideraciones medioambientales en los sectores económicos, ni tampoco el desarrollo sostenible.

Estas son las principales conclusiones de una evaluación de las tendencias, estado y perspectivas del medio ambiente en la Unión Europea (UE) realizada por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) a solicitud de la Comisión Europea. El informe se encuadra en el proceso de revisión del Programa de política y acción en relación con el medio ambiente y el desarrollo sostenible "Hacia la sostenibilidad" de la CE, de 1992, denominado Quinto programa de acción sobre el medio ambiente (5PAMA).

El 5PAMA ha supuesto un importante cambio de orientación en la política medioambiental de la UE. Sus principios claves son la integración de las consideraciones medioambientales en los distintos sectores económicos, la consecución de los objetivos de la política (incluidos los aspectos del calendario), la ampliación de la gama de instrumentos y el establecimiento de una responsabilidad compartida. Más o menos al mismo tiempo que el 5PAMA se elaboraron nuevos conceptos, como los de "desarrollo sostenible" y "espacio medioambiental", que hacen referencia asimismo a la continuidad de los ecosistemas, a la salud pública y a las funciones económicas necesarias para el desarrollo de las generaciones futuras.

Recuadro 2: Ampliación de la UE

Desde la publicación del 5PAMA y del correspondiente informe sobre el estado del medio ambiente, la Unión Europea se ha ampliado, con la adhesión de Austria, Finlandia y Suecia, en 1995. Esta ampliación supone la aparición de nuevas cuestiones o la modificación de las ya existentes. Por ejemplo, la superficie forestal total de la UE ha aumentado notablemente y, en la región alpina, las presiones procedentes del transporte por carretera y del turismo, con sus riesgos asociados para la salud humana y para la ecología local, han pasado a ser cuestiones propias de la UE. Muchos de los nuevos temas relacionados con los nuevos Estados miembros son consecuencia de la sensibilidad que presenta en ellos el medio ambiente (p. ej., la acidificación de las aguas y del suelo). Asimismo, la ampliación de la UE a Finlandia y Suecia significa, en concreto, que ha pasado a formar parte de la misma el mar Báltico, una zona productiva pero también sensible (y muy contaminada).

Aunque este informe se centra principalmente en la UE12 original (mediante la valoración y actualización de la evaluación de 1992), las conclusiones son también aplicables a la UE15.

Tendencias medioambientales

Algunas de las presiones sobre el medio ambiente han mostrado una tendencia decreciente en los últimos años (debido principalmente a la aplicación de políticas anteriores al 5PAMA). Se han conseguido éxitos en la reducción de las sustancias causantes del agotamiento del ozono, así como de las emisiones de metales pesados y de dióxido de azufre (SO2), y en la mejora de la calidad de las aguas superficiales. La plena aplicación de las pol&iauteticas medioambientales dará lugar probablemente a ulteriores reducciones en esas presiones, a pesar del crecimiento previsible de la producción y del consumo. Con todo, hay cuestiones que exigen una atención adicional a escala europea: el cambio climático y la lluvia ŽŽŽŽcida, la gestión de residuos, la calidad del aire (urbano), la calidad de las aguas subterráneas, la destrucción y fragmentación del hábitat. Otra cuestión que ha saltado a primer plano, y que todavía no ha sido abordada globalmente a escala europea, es la relativa a la degradación de la calidad del suelo, que es un importante recurso natural.

El factor tiempo desempeña, obviamente, un papel en la evolucíon de los problemas medioambientales y en la adopcíon de políticas proactivas. La necesidad de que transcurran determinados intervalos de tiempo de orden químico y biológico significa que los problemas ambientales necesitan algún tiempo para ponerse de manifiesto. Una vez que lo hacen, la mayoría presentan un carácter irreversible o, en caso de que se lleven a cabo actividades pertinentes, exigen un largo período de recuperación. Hay que contar además con los intervalos de orden social intrínsecos, como los necesarios para aumentar la sensibilización pública, desarrollar acciones, ejecutar las medidas (teniendo en cuenta el volumen de bienes de capital). De ahí que sea inadecuado una diagnóstico limitado al estado actual del medio ambiente. Los sistemas informativos de alerta precoz y el seguimiento de los progresos y perspectivas medioambientales son decisivos para apoyar el proceso de formulación de políticas y para aportar retroinformación suficiente a los responsables y a la sociedad sobre los efectos medioambientales de las actuaciones actuales y previstas.

Tendencias sociales y sectores objetivo

Hasta la fecha, los principales éxitos se han conseguido en el sector industrial. Se han adoptado disposiciones sobre fuentes puntuales de contaminación. Las fuentes difusas, como los productos, los consumidores y los vehículos, han sido abordadas con menor eficacia.

Una revisión del estado actual de las actuaciones y de la información recopilada lleva a la conclusión de que, en esta etapa, es difícil evaluar la eficacia de las políticas del 5PAMA para la modificación de las tendencias futuras. La mayoría de las tendencias de producción y consumo siguen siendo las mismas que hace tres años, cuando se publicó el 5PAMA.

Las políticas actuales se centran en la eficacia de las medidas ("cómo conseguir el objetivo"), mientras que resulta más difícil abordar la cuestión de la eficiencia (esto es, la maximización de los beneficios medioambientales y la minimización de los costes económicos). Esta última debería ser una de las áreas clave en el futuro. La atención a la eficiencia de las medidas ayudaréa poderosamente a la integración de las consideraciones medioambientales en los sectores económicos. Más aún, en esta década llegarán probablemente a su fin las medidas más eficaces en relación con el coste. En todo caso, si, como se espera, siguen aumentando el crecimiento económico y el tamaño de la población, las medidas necesarias para mantener los niveles de emisión que se han alcanzado, o para reducirlos hasta cumplir el objetivo último, serán cada vez más costosas y más complicadas desde el punto de vista administrativo y político, si no se producen innovaciones técnicas.

Necesidad de una intensificación de la política ambiental para alcanzar los objetivos

Si la Unión Europea quiere cumplir sus objetivos medioambientales (esto es, evitar los efectos adversos sobre la salud humana y sobre los ecosistemas), necesita una intensificación de la política medioambiental. Será éste un importante desafío para la Unión Europea en los próximos años, puesto que la mayor parte de las tendencias sociales dan a entender un incremento de las presiones sobre el medio ambiente. El crecimiento de la población y de la economía muestran tendencias ascendentes, que se traducen en un mayor consumo de energía y en un aumento de la utilización de materiales, del transporte y del turismo. Si no pueden combinarse estas tendencias con medidas de reducción suficientes (y eficaces desde el punto de vista del coste), será esencial la desvinculación (adicional) del crecimiento económico respecto de dichas tendencias para garantizar un desarrollo sostenible.

Contenido relacionado

Geographic coverage

Acciones de Documentos

Comentarios

Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100