Herramientas Personales

Notificaciones
Reciba notificaciones en los informes y productos nuevos. Frecuencia:3-4 correos/mes
Suscripciones
Inscribirse para recibir nuestros informes (formato impreso y/o electrónico) y nuestro boletín electrónico trimestral.
Síganos:
Ícono de Twitter Twitter
Ícono de Facebook Facebook
Icono de YouTube Canal de YouTube
RSS Logo RSS Feeds
Más

Write to us Write to us

For the public:


For media and journalists:

Contact EEA staff
Contact the web team
FAQ

Call us Call us

Reception:

Phone: (+45) 33 36 71 00
Fax: (+45) 33 36 71 99


siguiente
anterior
elementos

Ir al contenidos . | Ir a navegación | Saltar a la navegación

Sound and independent information
on the environment

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Comunicados de prensa / Signals 2002

Signals 2002

Cambiar de idioma

COMUNICADO DE PRENSA


Copenhague/Bruselas, 23 de mayo de 2002


Los esfuerzos por reducir la presión sobre el medio ambiente europeo dan resultados desiguales

De acuerdo con la última evaluación anual de la Agencia Europea de Medio Ambiente, los esfuerzos encaminados a atenuar la presión sobre el medio ambiente europeo cosechan resultados desiguales, mientras sigue aumentando la presión sobre algunos recursos naturales, especialmente en las poblaciones de peces y el territorio.

Señales medioambientales 2002, que se presenta hoy en diversos actos celebrados en Bruselas, apunta las tendencias globalmente positivas en toda la Unión Europea de las emisiones de gases de efecto de invernadero que provocan el cambio climático y de la generación de residuos, así como las reducciones confirmadas de la contaminación del agua y el aire.

Las emisiones de gases de efecto de invernadero son un 3,5% más bajas que las de 1990, pese a registrar un ligero aumento en el año 2000. Las emisiones de diferentes contaminantes atmosféricos han disminuido de forma sustancial.

El volumen total de residuos, aunque sigue aumentando, parece hacerlo más lentamente que la economía; y gracias a la introducción de numerosas nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales, se ha logrado reducir los vertidos contaminantes en ríos y otros cuerpos acuáticos.

Sin embargo, tal y como se advierte en dicho informe, estas reducciones totales se deben en muchos casos a fuertes recortes en unos pocos países o sectores económicos. Muchos países y algunos sectores no han aportado nada a las tendencias positivas, por lo que los avances son desiguales.

Además, los lapsos de tiempo necesarios hasta que estas reducciones se traduzcan en mejoras de la calidad del medio ambiente, junto con las elevadas concentraciones de fondo de contaminantes procedentes de emisiones pasadas y fuentes foráneas, hacen que el impacto de estas presiones siga siendo objeto de preocupación.

Por consiguiente, grandes zonas de hábitats naturales y superficies agrícolas siguen estando expuestas a la acidificación. Existen pocos indicios de que la eutrofización vaya a dejar de ser un problema en las aguas costeras. Una parte sustancial de la población urbana europea sigue estando expuesta a elevadas concentraciones perjudiciales de ozono troposférico y partículas finas.

No deja de aumentar la presión sobre algunos recursos naturales, especialmente en el caso de la pesca. A pesar de una disminución general de la capacidad de la flota pesquera, muchas de las poblaciones de peces europeas importantes para el comercio corren un grave riesgo de colapso debido al mantenimiento de la sobreexplotación.

Los recursos del territorio también siguen siendo objeto de notables presiones como, por ejemplo, la extensión de asentamientos urbanos y la expansión de la infraestructura de transporte.

En los últimos 20 años, la superficie edificada en los principales países de Europa occidental y oriental ha aumentado en alrededor de un 20%, mucho más rápidamente que el crecimiento de la población de la UE (6%). Esto ha provocado la pérdida o alteración de zonas naturales y una fragmentación significativa de los hábitats de flora y fauna en la mayor parte de Europa.

En palabras de Domingo Jiménez-Beltrán, Director Ejecutivo de la AEMA:

"Todavía falta un largo camino por recorrer antes de que se otorgue la debida importancia a los problemas medioambientales en el proceso de toma de decisiones, para situarlos al mismo nivel que las consideraciones económicas y sociales.

Por lo tanto, es esencial facilitar información medioambiental, como la contenida en este análisis anual de la situación del medio ambiente, si queremos que se revisen, reorienten y mejoren las políticas y otras iniciativas para garantizar que contribuyan al objetivo fundamental de una Europa más sostenible”.

Señaló, asimismo, que:

"Los análisis medioambientales anuales no suelen reflejar grandes cambios en la situación del medio ambiente: su valor reside en el reconocimiento de tendencias y expectativas subyacentes de cambio, y en que emiten señales de alerta tempranas en torno a problemas potenciales.

El informe de este año muestra un cuadro ambivalente de las cuestiones abordadas, sin cambios importantes en la situación del medio ambiente desde que se publicó hace dos años el primer informe Señales medioambientales.

Sin embargo, hasta cierto punto, empiezan a reunirse en el ámbito político de la UE las condiciones necesarias para cambios futuros, lo cual se debe a la adopción de la Estrategia de desarrollo sostenible de la UE, a la ultimación del Sexto Programa de Acción Medioambiental y al continuo esfuerzo por integrar las consideraciones medioambientales en las políticas sectoriales, a pesar de que los resultados hayan sido en ocasiones decepcionantes”.

El Sr. Jiménez-Beltrán ha sacado tres conclusiones principales del documento Señales medioambientales 2002:

  • El proceso de "desmaterialización” --mejora de la calidad de vida y reducción simultánea del consumo de energía y de materiales--, que ya se anticipó a raíz de la transición a una economía más orientada a los servicios, aún no se ha explotado plenamente.
    • Algunas presiones sobre el medio ambiente siguen estando estrechamente vinculadas al desarrollo económico. Ejemplos de ello son las emisiones de gases de efecto de invernadero procedentes del transporte y el turismo; la degradación de la tierra y el suelo; el consumo doméstico de energía y recursos; y, la reducción de los recursos pesqueros. Otras presiones, como la minería y los residuos industriales, crecen más lentamente que la economía, aunque siguen aumentando en términos absolutos.
  • Como promedio, la UE consume energía de forma más eficiente, pero sigue sin reducir el consumo energético en términos absolutos. Además, aunque algunos países han demostrado que es posible alcanzar objetivos como, por ejemplo, el aumento de la cuota de energía renovable en su uso de energías de diversas fuentes, en otros países la eficiencia energética ha disminuido. El aumento general del consumo energético, en particular de electricidad, obra en detrimento de la expansión efectiva de la energía renovable.
  • A menudo, se pasa por alto la contribución de los hogares a las presiones medioambientales. Dado que los niveles de consumo siguen aumentando paralelamente a la renta disponible, cada vez es más importante ayudar a los consumidores a tomar decisiones con conocimiento de causa. El etiquetado ecológico y la divulgación de información, por ejemplo mediante campañas de promoción del ahorro energético, se están expandiendo, pero su uso no deja de ser marginal.

El texto completo de Señales medioambientales 2002, así como un resumen del mismo, pueden descargarse de la página web de la AEMA en http://reports.eea.europa.eu/environmental_assessment_report_2002_9/.

Nota para la redacción

  • La acidificación es el depósito de sustancias acidificantes que pueden dañar elementos medioambientales como, por ejemplo, sistemas de agua dulce, bosques, suelos y ecosistemas naturales. Las sustancias acidificantes proceden en gran parte de emisiones antropógenas a partir de tres contaminantes gaseosos: dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y amoniaco.
  • La eutrofización es el enriquecimiento excesivo de las aguas con nutrientes, que causa efectos biológicos adversos que agotan el contenido de oxígeno del agua, inhibiendo, en consecuencia, su capacidad para sustentar la vida animal y vegetal.
  • La UE ha fijado objetivos indicativos para el año 2010 para aumentar la cuota de las fuentes de energía renovable en el consumo total de energía al 12% y en el consumo de electricidad al 22,1%.

Acerca de la AEMA

La Agencia Europea de Medio Ambiente es la principal fuente de información utilizada por la Unión Europea y sus Estados miembros a la hora de desarrollar políticas medioambientales. El objetivo de la Agencia consiste en respaldar el desarrollo sostenible y contribuir a una mejora significativa y cuantificable del medio ambiente europeo, facilitando una información oportuna, selectiva, relevante y fiable a los responsables políticos y al público en general. Constituida por la UE en 1990 y en funcionamiento en su sede de Copenhague desde 1994, la AEMA es el eje de la Red Europea de Información y Observación del Medio Ambiente (EIONET), que cuenta con unos 600 organismos en toda Europa y a través de la cual la Agencia recopila y difunde datos e información relacionados con el medio ambiente.

La Agencia, abierta a todas las naciones que compartan sus objetivos, cuenta en la actualidad con veintinueve países miembros: los quince Estados miembros de la UE; Islandia, Noruega y Liechtenstein (miembros del Espacio Económico Europeo); y once de los trece países de Europa central y oriental y de la zona mediterránea candidatos a la adhesión a la UE: Bulgaria, Chipre, la República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Rumania, Eslovenia y la República Eslovaca. La incorporación de estos países convierte a la Agencia en el primer organismo de la UE en admitir a países candidatos a la adhesión a la UE. Se prevé que los dos países candidatos restantes, Polonia y Turquía, ratifiquen sus acuerdos de asociación en los próximos meses. Con ello, los países miembros de la Agencia sumarán treinta y uno. Además, están en curso negociaciones con Suiza.



Geographical coverage

[+] Show Map

Acciones de Documentos

Comentarios

¡Regístrese ahora!
Reciba notificaciones en los informes y productos nuevos. Actualmente contamos con 33119 de suscriptores. Frecuencia: 3-4 emails al mes.
Notificaciones de archivo
Síganos:
 
 
 
 
 
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100