Herramientas Personales

siguiente
anterior
elementos

Ir al contenidos . | Ir a navegación | Saltar a la navegación

Sound and independent information
on the environment

Usted está aquí: Inicio / Sala de prensa / Comunicados de prensa / Los niveles de niebla estival superaron el umbral crítico dos de cada tres días

Los niveles de niebla estival superaron el umbral crítico dos de cada tres días

Cambiar de idioma

COMUNICADO DE PRENSA


Copenhague, 26 de octubre de 2001


Los niveles de niebla estival superaron el umbral crítico dos de cada tres días


Un informe preliminar de la Agencia Europea de Medio Ambiente revela que las concentraciones potencialmente nocivas de contaminación por ozono a nivel de superficie (principal componente de la niebla o "smog” estival) excedieron durante las pasadas primavera y verano un umbral crítico dos de cada tres días en algunas zonas de Europa.

Dicho informe se presentará a los ministros de Medio Ambiente de la Unión con ocasión de su reunión del 29 de octubre.

El ozono puede provocar graves problemas de salud en los seres humanos y daños a los ecosistemas, las cosechas y el material agrícola. Se forma cuando determinados contaminantes atmosféricos emitidos por la industria y los medios de transporte reaccionan a la luz del sol. Los niveles de niebla tienden a ser más altos cuando el tiempo es cálido y soleado, y por ello suelen ser mayores en la Europa meridional que en la septentrional.

Una directiva de la Unión Europea sobre la contaminación atmosférica por ozono exige a los gobiernos que informen al público cada vez que las estaciones de vigilancia de la concentración de ozono detecten concentraciones de ozono que superen un umbral crítico, establecido en 180 microgramos de ozono por metro cúbico de aire (180 ìg/m3) como valor medio en 1 hora.

Una evaluación preliminar del período abril-agosto de 2001 realizada por la Comisión Europea muestra que tal umbral de información a la población se superó en 11 de los 15 Estados miembros, así como en cinco de otros diez países europeos que facilitaron datos a petición de la AEMA (véase el cuadro adjunto). En al menos uno de estos 25 países, el umbral se superó durante 101 de los 153 días estudiados.

Como consecuencia del tiempo más cálido y soleado de que se disfrutó durante el verano de 2001, las concentraciones de ozono fueron ligeramente superiores a las del año pasado. Un análisis en profundidad de los datos desde 1994 revela, no obstante, una tendencia que combina un descenso de los niveles máximos con un aumento de las concentraciones medias.

Estas conclusiones sugieren, por una parte, que la reducción desde 1990 de las emisiones de sustancias contaminantes que provocan la formación de ozono (principalmente óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles y monóxido de carbono) comporta unas concentraciones máximas menos elevadas, lo que reduce la exposición al ozono a corto plazo de la población europea.

Por otra parte, sin embargo, el aumento de la media de concentraciones de ozono, para el que no existe una explicación clara, incrementa la exposición del ciudadano a la sustancia contaminante a largo plazo.

La máxima concentración de ozono en los momentos en que se superó el umbral de información al público fue, como promedio, de 200 ìg/m3. Por término medio se superó el umbral entre 1,2 horas en abril y 3 horas en junio y agosto.

Italia registró el mayor número de días (80), seguida por Francia (58) y España (48). De los países que informaron al respecto, Polonia fue el que menos días superó el umbral (tan sólo 2). No obstante, estas cifras no son forzosamente fiables a la hora de comparar, dadas las importantes variaciones que existen entre las redes de vigilancia del ozono de los distintos países. Bélgica y Francia tuvieron la mayor proporción de estaciones que señalaron rebasamientos del umbral, un 73%.

Los países que no informaron de rebasamientos del umbral de información al público este año fueron ulgaria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Irlanda, Letonia, Lituania, Noruega y Suecia. Para Irlanda y Finlandia, el 2001 supone el cuarto año consecutivo sin rebasamientos.

La directiva exige también a los gobiernos que alerten a la población si las concentraciones de ozono exceden de 360 ìg/m3, como valor medio en una hora. Durante el período estival se alcanzó este nivel -sin superarse- en una estación de vigilancia en España. En cambio, el umbral de alerta sí se superó en marzo durante un "episodio” de ozono cerca del puerto francés de Marsella.

Las instituciones de la Unión Europea llegaron esta semana a un acuerdo, pendiente de su aprobación definitiva por el Parlamento Europeo, acerca de una nueva directiva sobre el ozono que introducirá, entre otras cosas, un umbral de "alerta” en 240 ìg/m3. Cuando las concentraciones de ozono superen este umbral, los gobiernos habrán de poner en marcha planes destinados a conseguir la reducción inmediata de la contaminación por ozono en la medida de lo posible.

De los rebasamientos del umbral de información al público registrados este año, cerca del cinco por ciento excedieron también el que en el futuro habrá de ser umbral de alerta.

Nota para la redacción

  • La formación y destrucción del ozono depende de las emisiones y concentraciones de los contaminantes o "precursores” --fundamentalmente compuestos orgánicos volátiles, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono- y de la cantidad e intensidad de la luz solar.
  • La exposición del ser humano a concentraciones elevadas de ozono puede provocar efectos adversos sobre el sistema respiratorio y disfunciones pulmonares. Se han observado los siguientes síntomas durante los periodos de niebla: tos, dolor torácico, dificultades respiratorias, cefalea e irritación ocular. La exposición de los ecosistemas y los cultivos agrarios, por su parte, provoca daños visibles al follaje y reduce el rendimiento de las cosechas y la producción de semillas. Los efectos negativos sobre la vegetación se hacen sentir con concentraciones relativamente bajas de ozono, lo que sucede con frecuencia en Europa.
  • La directiva europea sobre la contaminación atmosférica por ozono (Directiva 92/72/CEE) fue aprobada en 1992 y entró en vigor en marzo de 1994. En ella se establecen procedimientos para armonizar la vigilancia de las concentraciones de ozono, el intercambio de información, la comunicación y alerta a la población sobre los niveles de ozono y la optimización de las acciones para reducir la formación de ozono.
  • La información sobre la situación del ozono en 2001 se basa parcialmente en datos provisionales (no validados) y, por tanto, las conclusiones deben considerarse preliminares. La evaluación se presenta en forma de informe de la AEMA a la Comisión Europea, con el título de Air pollution by ozone in Europe in summer 2001: Overview of exceedances of EC ozone threshold values during the summer season April-August 2001 ("Contaminación atmosférica en Europa en el verano de 2001: Visión de conjunto de las superaciones del umbral del ozono marcado por la CE durante la estación estival abril-agosto 2001”). La versión final es del 22 de octubre de 2001 y puede consultarse en el sitio web de la Agencia en http://reports.eea.europa.eu/topic_report_2001_13/en
  • En el informe se cuenta como superación del umbral cada día en que éste se rebase al menos una hora.
  • Además de los Estados miembros de la Unión, los países que facilitaron información sobre los rebasamientos del umbral fueron Bulgaria, la República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Noruega, Polonia, Eslovaquia y Suiza.
  • Se considera que estuvieron en funcionamiento durante la estación estival un total de 1 842 estaciones de vigilancia en los 25 países.

Acerca de la AEMA

La Agencia Europea de Medio Ambiente tiene como objetivo apoyar el desarrollo sostenible y ayudar a conseguir una mejora significativa y cuantificable del medio ambiente europeo facilitando una información actualizada, específica, pertinente y fidedigna a los responsables de la política medioambiental y al público en general. La Agencia fue creada por la Unión Europea en 1990 mediante el Reglamento nº 933/1999 del Consejo y es el pilar central de la red europea de información y observación medioambiental (EIONET), una red en la que participan alrededor de 600 organismos e institutos medioambientales de toda Europa.

Con sede en Copenhague y en funcionamiento desde 1994, la AEMA está abierta a todos los países que comparten sus objetivos y pueden participar en sus actividades. En la actualidad cuenta con 24 países miembros: los quince Estados miembros de la Unión Europea más Islandia, Noruega y Liechtenstein, (miembros del Espacio Económico Europeo); y, desde el 1 de agosto de 2001, seis de los trece países de Europa Central y Oriental y el Mediterráneo candidatos a la adhesión a la UE: Bulgaria, Chipre, Letonia, Malta, Eslovenia y la República Eslovaca. Su adhesión convierte a la AEMA en el primer organismo comunitario en acoger a países candidatos.

En las últimas semanas, también Estonia, Hungría, Lituania y Rumania han ratificado su pertenencia a la AEMA, y se espera que los tres países candidatos restantes -la República Checa, Polonia y Turquía- lo hagan en los meses venideros. De este modo, los países miembros de la Agencia sumarán 31.

Anexo


Países de la UE que superaron en la primavera y verano de 2001 el umbral de contaminación por ozono a partir del cual es obligatorio informar al público

[ Click miniature ]


I La información recibida es incompleta;
I Número de estaciones que proporcionan datos en el marco de la Directiva sobre el Ozono;
II Número de días naturales en que se observó al menos una superación del umbral;
III Promedio de todas las concentraciones máximas registradas durante los momentos de superación del umbral;
IV Cifra de la izquierda: media de todas las estaciones que facilitan datos en el marco de la Directiva, Cifra de la derecha: media de todas las estaciones.



Geographical coverage

[+] Show Map

Acciones de Documentos

Comentarios

Suscripciones
Inscribirse para recibir nuestros informes (formato impreso y/o electrónico) y nuestro boletín electrónico trimestral.
Síganos:
 
 
 
 
 
Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100