Dublín aborda los impactos de la contaminación atmosférica

Martin Fitzpatrick es funcionario de salud medioambiental de la unidad de control de calidad del aire y ruido del Ayuntamiento de Dublín (Irlanda). Asimismo es el punto de contacto en Dublín de un proyecto piloto dirigido por la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) encaminado a mejorar la aplicación de la legislación en relación con el aire. Le preguntamos cómo aborda Dublín los problemas de salud vinculados a una mala calidad del aire.

Información ampliada

Una cuestión de química

La química de nuestra atmósfera es compleja. La atmósfera contiene capas de diferentes densidades y diferentes composiciones químicas. Preguntamos al profesor David Fowler, del Centro de Ecología e Hidrología del Consejo de Investigación del Entorno Natural del Reino Unido, sobre los contaminantes atmosféricos y procesos químicos en nuestra atmósfera que repercuten en nuestra salud y en el medio ambiente.

Información ampliada

Un retrato de los aerosoles mundiales

«El polvo africano» del desierto del Sáhara es una de las fuentes naturales de partículas en suspensión en la atmósfera. Las condiciones extremadamente secas y cálidas del Sáhara forman turbulencias capaces de propulsar el polvo a una altitud de 4 a 5 kilómetros. Las partículas pueden permanecer semanas o meses a estas altitudes, y a menudo el viento las esparce por toda Europa.

Información ampliada

La legislación europea en relación con el aire

La contaminación atmosférica no es la misma en todas partes. Los diferentes contaminantes liberados a la atmósfera proceden de fuentes muy diversas. Una vez en la atmósfera, pueden transformase en nuevos contaminantes y dispersarse por todo el mundo. Diseñar y aplicar políticas para hacer frente a esta complejidad no es tarea fácil. A continuación ofrecemos un resumen de la legislación de la Unión Europea en relación con el aire.

Información ampliada

Cómo enriquecer nuestros conocimientos sobre la calidad del aire

Nuestros conocimientos sobre la contaminación aumentan cada año. Tenemos una red en expansión de estaciones de observación que proporcionan datos sobre toda una serie de contaminantes atmosféricos, complementados con los resultados de modelos de calidad del aire. Ahora hemos de asegurarnos de que los conocimientos científicos y la política sigan evolucionando juntos.

Información ampliada

Calidad del aire en lugares cerrados

Muchos de nosotros pasamos hasta el 90 % del día en lugares cerrados: en casa, en el trabajo o en la escuela. La calidad del aire que respiramos en estos espacios también tiene un efecto directo en nuestra salud. ¿Qué determina la calidad del aire interior? ¿Existe una diferencia entre contaminantes del aire interior y exterior? ¿Cómo podemos mejorar la calidad del aire interior?

Información ampliada

Cambio climático y aire

Nuestro clima está cambiando. Muchos gases responsables del cambio climático también son contaminantes atmosféricos comunes que afectan a nuestra salud y al medio ambiente. De muchas maneras, la mejora de la calidad del aire también puede impulsar los esfuerzos por mitigar el cambio climático y viceversa, aunque no siempre. El reto al que nos enfrentamos es garantizar que las políticas en materia de clima y aire se centren en situaciones en las que todos salgan ganando.

Información ampliada

El aire de Europa hoy en día

En las últimas décadas, Europa ha mejorado la calidad de su atmósfera. Se han reducido con éxito las emisiones de muchos contaminantes, pero la contaminación -sobre todo por partículas en suspensión y ozono- sigue siendo un riesgo grave para la salud de los europeos.

Información ampliada

Cada vez que respiramos

Respiramos desde el instante en que nacemos hasta el instante en que morimos. Se trata de una necesidad vital y constante, no solo para nosotros, sino para toda la vida en la Tierra. Una calidad del aire deficiente nos afecta a todos: perjudica nuestra salud y la salud del medio ambiente, y ello provoca pérdidas económicas. Pero ¿de qué se compone el aire que respiramos y de dónde vienen los diversos contaminantes atmosféricos?

Información ampliada

Conectar la ciencia con la política y el público

La atmósfera, los ciclos meteorológicos y las variaciones estacionales han sido durante mucho tiempo objeto de fascinación y observación. En el siglo IV antes de Cristo, el tratado Los meteorológicos de Aristóteles recogía las observaciones del gran filósofo no solo sobre los ciclos meteorológicos, sino también sobre las ciencias de la Tierra en general. Hasta el siglo XVII, el aire fue símbolo de «la nada». Se pensaba que el aire no tenía peso hasta que Galileo Galilei demostró científicamente que sí lo tiene.

Información ampliada

El agua en la ciudad

El crecimiento demográfico, la urbanización y el desarrollo económico están provocando un incremento de la demanda de agua dulce en las zonas urbanas de toda Europa. Simultáneamente, el cambio climático y la contaminación inciden en el volumen de agua a disposición de los ciudadanos. ¿Cómo pueden las ciudades europeas seguir abasteciendo de agua dulce y potable a sus habitantes?

Información ampliada

El agua en la agricultura

Necesitamos alimentos y también necesitamos agua para producirlos. A causa, por un lado, de la creciente demanda de agua provocada por las actividades humanas, y a causa del cambio climático, por otro, son muchas las regiones, especialmente en el sur, que encuentran dificultades para acceder a unas reservas hídricas que permitan atender a sus necesidades. ¿Cómo podemos seguir cultivando alimentos sin agostar la naturaleza? Mejorar la eficacia del consumo de agua por parte de la agricultura contribuiría indudablemente a ello.

Información ampliada

Una visión europea de la sostenibilidad

A través de una serie de medidas legislativas, los responsables políticos de la UE aspiran a construir una Europa más «eficiente en el uso de los recursos». ¿Pero cómo alcanzará Europa un equilibrio entre economía y naturaleza? En el marco de la Conferencia Río+20, ¿qué significado tiene la sostenibilidad para la UE y el mundo en desarrollo? Presentamos a continuación un punto de vista.

Información ampliada

Residuos en Groenlandia

Desde las ciudades densamente pobladas hasta los asentamientos más remotos, en todos nuestros núcleos de habitación generamos residuos. Sobras de alimentos, residuos electrónicos, pilas, papel, botellas de plástico, ropa, muebles viejos… y todo ello debe ser eliminado. Una parte de estos desperdicios acaba siendo reutilizada o reciclada; otra parte se quema con el fin obtener energía o ser transportada a vertederos. No existe una solución para la gestión de los residuos igualmente válida en todas partes. El procedimiento que empleemos debe tener en cuenta las circunstancias locales. Al fin y al cabo, los residuos se plantean en primer término como un problema local. Dada la dispersión de la población en Groenlandia, las largas distancias entre unos asentamientos y otros y la falta de infraestructura viaria, el Gobierno ha optado por abordar el problema de los residuos en los términos que se detallan a continuación.

Información ampliada

¿Tiene «sentido empresarial»?

Desde las pequeñas empresas a las multinacionales, muchas compañías buscan modos de retener o incrementar su cuota de mercado. En los períodos de fuerte competencia internacional, el objetivo de la sostenibilidad significa mucho más que la «ecologización» de la imagen corporativa y la reducción de los costes de producción. Puede significar nuevas líneas de negocio.

Información ampliada

Residuos alimentarios

Casi una tercera parte de los alimentos que se producen en el mundo se echan a perder o se desperdician. En un mundo en el que más de mil millones de personas se acuestan con hambre, es inevitable la pregunta: ¿y qué podemos hacer? Con todo, los residuos alimentarios no son una mera oportunidad perdida de dar de comer al hambriento. También implican una considerable pérdida de otros recursos naturales como la tierra, el agua, la energía y el trabajo.

Información ampliada

Local y mundial

Local y mundial

04/06/2012

Al enfrentarse a la escasez o a las crecientes presiones sobre los recursos vitales como el agua y la tierra, el «quién decide» puede resultar tan importante como el modo en que se gestionan y se utilizan los recursos naturales. Con frecuencia, la coordinación mundial es esencial, pero sin el respaldo y la participación local, no es posible actuar sobre el terreno.

Información ampliada

¿El precio «correcto»?

Las economías de muchos países en desarrollo giran en torno a la explotación de los recursos naturales con el fin de sacar a su población de la pobreza, provocando daños potenciales a los entornos naturales de los que dependen. Las soluciones a corto plazo suelen socavar el bienestar de la población a largo plazo. ¿Pueden los gobiernos ayudar a los mercados a fijar el precio «correcto» para los servicios que ofrece la naturaleza e influir sobre las opciones económicas? A continuación se ofrece un análisis detallado de lo que supone el uso del agua para la producción de algodón en Burkina Faso.

Información ampliada

De la mina al depósito de residuos y más allá

Casi todo cuanto consumimos y producimos repercute en el medio ambiente. Cuando cada día decidimos adquirir determinados bienes o servicios, no solemos detenernos a pensar en su «huella» sobre el medio ambiente. Los precios de venta rara vez reflejan su verdadero coste. Aún así, tenemos en nuestras manos la capacidad para que nuestro consumo y nuestra producción sean más ecológicos.

Información ampliada

Vivir en una sociedad de consumo

Varias décadas de crecimiento relativamente estable han modificado nuestras pautas de vida en Europa. Producimos más y consumimos un mayor número de bienes y servicios. Viajamos más y vivimos más tiempo. Pero el impacto medioambiental de nuestras actividades económicas ha aumentado tanto en el seno de nuestros países como a escala internacional y se ha vuelto más evidente. La legislación medioambiental aplicada rigurosamente permite alcanzar resultados sobre el terreno. Sin embargo, una vez analizados los cambios acaecidos durante los veinte últimos años, ¿estamos en condiciones de afirmar que realmente estamos haciendo cuanto está en nuestras manos?

Información ampliada

Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)
Kongens Nytorv 6
1050 Copenhague K
Dinamarca
PHONE +45 3336 7100